Tras la victoria de Pedro Sánchez, más que nunca ¡fuera Rajoy!

26 mayo, 2017 en Edición Impresa, Editorial

Como periódico obrero que combate junto a nuestra clase, a los pueblos de este país con sus organizaciones, no podemos ser indiferentes a los acontecimientos que recorren al PSOE. El partido político más antiguo, referente histórico de la clase obrera desde hace 135 años, la crisis y conflictos que le atraviesan influyen directamente en el combate por la emancipación social y en la lucha de los pueblos, en particular el de Cataluña por sus derechos.

¿Cómo olvidar el giro que el gobierno ZP dio en 2010, el 12 de mayo, haciendo adoptar un plan de austeridad dictado por el capital financiero y sus instituciones (el FMI, la Unión Europea) así como la reforma laboral que llevo a nuestros sindicatos a convocar huelga general para el 29 de septiembre del mismo año.

Una verdadera ruptura con sectores crecientes de la clase trabajadora se profundizo al enlazar luego con las aspiraciones de los pueblos, cuando el Tribunal Constitucional censuró el Estatut.

Hoy los portavoces del capital financiero son unánimes, desde el “progresista” El País a los reaccionarios ABC o La Razón, todos redoblan sus atraques contra Pedro Sánchez. Antes llamaban al “bisturí” para extirpar a sus partidarios, hoy afilan sus armas para intentar que la victoria de Pedro Sánchez se quede en agua de borrajas.

Expresión de la resistencia

Así es, el voto de la mayoría de los militantes, contra la mayoría del aparato, refleja la resistencia de los trabajadores y los pueblos a la política del gobierno de la Monarquía.

Las circunstancias son excepcionales. El gobierno Rajoy, como recordaba el editorial de ABC del lunes 22 sufre un acoso judicial por los casos de corrupción. Casos, decimos nosotros, que no son detalles sino expresión de lo que es el PP: la representación de las corruptas instituciones heredadas del franquismo. Estas circunstancias dan más que nunca carácter político a la decisión de Susana Díaz y la gestora de abstenerse para que Rajoy pudiese formar gobierno, el pasado octubre.

Pero el clamor mayoritario es ni un día más Rajoy. No se trata de maniobras parlamentarias sino de una urgencia social y democrática. ¿Quién puede esperar al 2020? Los diputados y otros cargos sin duda, los millones de trabajadores, jubilados, jóvenes atacados en sus derechos NO.

La victoria de Sánchez debería facilitar el combate unido contra el Gobierno y su política.

Combate en el que cada cual y cada organización política y sindical debe ocupar su lugar dejándose de subterfugios. Y en el que están llamados a tener un lugar fundamental los miles, decenas de miles de militantes, responsables sindicales, asociativos, populares que han utilizado el voto a Sánchez para expresar su determinación.

La conferencia estatal abierta del 17 de junio, convocada por el CATP, se propone ayudar a este combate en todo el movimiento obrero y democrático.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *