Trabajadores rumanos esclavos en Alemania

30 abril, 2020 en Internacional

  Un intereseante articulo de la compañera rumana Milena donde nos habla de la situación de los trabajadores rumanos en Alemania. Nos hacemos eco de ello por la similitud con los trabajadores temporeros en España que ha obligado a sacar un decreto Ley al gobierno Sánchez ante la falta de mano de obra en el campo. Se puede ver,también, la interesante aportación de un miembro del colectivo de trabajadores africanos en este mismo blog

http://www.informacionobrera.org/el-confinamiento-temporeros-en-asentamientos-chabolistas-de-huelva/



 

La llegada del COVID-19 afecto muchas áreas entre cuales el libre movimiento de trabajadores temporeros dentro de la comunidad europea. Alemania necesitaba mano de obra para cosechar espárragos, un alimento esencial para sus habitantes. Inicialmente, Alemania había prohibido la llegada de trabajadores temporeros (principalmente rumanos, pero también polacos y búlgaros) y los agricultores alemanes se vieron en la situación de buscar ayuda en su propia región, mediante un portal de empleo del Ministerio de Agricultura, pero no es fácil sustituir a 300.000 personas.

                A principios de abril los agricultores alemanes recibieron las noticias de que el gobierno permitirá la llegada de 80.000 trabajadores temporeros en abril y mayo y las asociaciones de agricultores se comprometían al mantener el riesgo de infección al mínimo. La empresa Eurowings (parte del Grupo Lufthansa) será la encargada de transportar a unos 20.000 trabajadores desde Rumania al lugar de la actividad planificada, todo ello siendo posible gracias a la aprobación de vuelos especiales por parte del Ministerio del Interior de Rumania. El gobierno alemán hablaba de un “trabajo en una cuarentena efectiva”, pero en realidad a las personas mandadas a trabajar allí no se les ha hecho ningún test y algunas presentaban síntomas de COVID-19, ni tan siquiera han recibido atención médica.

El presidente de la Asociación de Agricultores, Joachim Rukwied, espera que los trabajadores alemanes también participen en la cosecha, pero menciona que la fuerza laboral de Europa del Este tendrá más experiencia en el campo. “Sin ellos no hubiéramos tenido éxito”.

Una vez llegados allí los trabajadores temporeros se encontraron con una situación muy diferente a la propuesta: los papeles de los trabajadores los tenían los contratistas, no se respetaban las medidas de seguridad, ni tampoco las condiciones acordadas. Se les había dicho que iban a recibir una retribución monetaria de 13,30 euros la hora, pero al llegar allí les dijeron que recibirán 0,65 euros por kilo de espárragos, motivo por el cual se negaron a trabajar. El empleador les pedía 300 euros para devolverles los papeles, no les aseguraba la comida, ni tampoco el viaje de vuelta a Rumania. Además, para poder cumplir la norma del día tenían que trabajar unas 19h al día, 7 días a la semana. A parte de las condiciones inhumanas de trabajo, no tenían derecho a atención médica y si protestaban, eran despedidos con preaviso de un día y tenían que pagar los materiales.

La sociedad germano-rumana de Integración y Migración SGRIM pidió a las autoridades que se involucren en el caso de los trabajadores temporeros traídos a Alemania en avión, que se verían obligados a trabajar en condiciones inhumanas, y algunos de ellos ni siquiera vieron los contratos de trabajo.

El Ministro de Trabajo Violeta Alexandru solicitó un diálogo con el Ministro de Relaciones Exteriores para hablar sobre la situación de los trabajadores y recomienda a los trabajadores reclamar oficialmente las condiciones esclavistas en las cuales están obligados a trabajar, para que el gobierno pueda hacer algo.

Esto solo deja en evidencia las injusticias producidas por una sociedad en la que prima el capital y en la cual los trabajadores son tratados como esclavos, siendo en realidad ellos los que sostienen el mundo. Nunca mejor que ahora es importante la unión de los trabajadores para evitar situaciones como estas en el futuro.

 

@Milena

Barakaldo


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *