RETORNO DE UBER Y CABIFY A LA CIUDAD DE BARCELONA

13 mayo, 2019 en Tribuna libre

Como consecuencia de la repercusión social que en los últimos meses ha tenido el conflicto del Taxi y coincidiendo con el retorno de Uber y Cabify a Barcelona, desde Información Obrera hemos mantenido una conversación con Antoni Servós, responsable de Organizació i Actes del Sindicato del Taxi de Catalunya.

Al responsable sindical no le sorprende el retorno de las dos compañías antes mencionadas a Barcelona, pues su marcha únicamente había sido un intento de amenaza a la administración catalana y los grupos de capital que están detrás de Uber y Cabify tienen claro que el servicio de coche con conductor es lucrativo en Barcelona.

Preguntado por su opinión sobre porque no se ha aplicado la misma normativa en Madrid que en Cataluña, responde que en la comunidad central han pesado más las presiones de los grupos empresariales que están detrás de las dos plataformas y sus contactos políticos, que las reivindicaciones de los trabajadores del taxi.

Considera Servós que, en Cataluña y particularmente en Barcelona, se ha tenido conciencia que, el servicio de coche con conductor no aporta nada a la ciudadanía que no aporte actualmente el servicio de Taxi. Debe tenerse en cuenta que este servicio ofrecido por el taxi, fiscalmente, es más beneficioso para la comunidad que los servicios ofrecidos por Uber y Cabify y que los usuarios se benefician de unos precios regulados por ley. Es importante considerar que el servicio ofrecido por ambas plataformas únicamente está regido por la oferta y la demanda y su precio podría ser muy elevado en momentos donde haya escasez de oferta de transporte público. (horario nocturno, coincidencia con eventos deportivos, ferias de distinta índole…)

Antonio Servós coincide con Información Obrera en que estamos ante una precarización de las condiciones trabajo de los conductores, pues se pretende ofrecer el mismo servicio que el taxi pero, en lugar de ser trabajadores autónomos como son los taxistas, los conductores que ofrecen sus servicios a través de una compañía deben sufrir que, la misma, se quede gran parte del beneficio de su trabajo. Podemos comparar a Uber y Cabify con compañías de reparto como Globo, donde los trabajadores son explotados por los gestores de la aplicación móvil de contacto utilizada por los consumidores.

José Francisco Domínguez

Sindicalista de CCOO 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *