¿República es nostalgia o un futuro mejor?

6 mayo, 2020 en Entrevistas
En el IO especial nº 8 y en la pagina 3 contiene un extracto de la conversación entre Ángel Pasero (UCR) y Juan Miguel Fernández (Comite de Redacción IO) sobre República y la situación en que nos encontramos los trabajadores como consecuencia de la pandemia del Covid-19. Transcribimos por este medio en toda su integridad dicha conversación

Ángel Pasero Barrajón, Veterano luchador comunista, se afilió al PCE, en 1971, pronto se integró en el Movimiento Ciudadano. El régimen franquista había creo las Asociaciones de Cabezas de Familia, dirigidas por falangistas y afectos al Movimiento Nacional y desde el Movimiento Ciudadano, se desecharon esas asociaciones y se dio forma a las Asociaciones de Vecinos, que marcaron toda una etapa de lucha y reivindicaciones para mejorar la calidad de vida de los barrios más abandonados de Madrid.

Ángel Pasero, fue presidente de la Asociación de Vecinos de Vicálvaro, en los años en que estas eran ilegales, hasta su legalización por parte del Gobierno de UCD. En los años setenta del siglo pasado, Vicálvaro, Vallecas y Villaverde, eran los barrios que formaban el trío de la “V” roja, ejemplo de luchas vecinales, junto con otros muchos barrios y distritos madrileños.

 Ángel Pasero, es Periodista, profesión que empezó a ejercer en 1966. Trabajando en diversos medios de prensa, televisión y radio. Ahora, dirige el programa radiofónico La Hora de República (LHR).

Actualmente, forma parte del Comité Regional del PCM (siglas del PCE en Madrid) donde ocupa la Secretaría de República.

Es Secretario Federal de Unidad Cívica por la República (UCR) y Secretario de la Asociación Civil, Milicia y República (ACMYR).

Juan Miguel Fernández

¿La República como nostalgia o la República que abre la puerta a un futuro mejor?

Charla entre Juan Miguel Fernández y Ángel Pasero:

Bueno, Ángel; vienes de un largo recorrido de lucha, desde el movimiento ciudadano, asociativo que recogió muchas de las reivindicaciones vecinales…

A cada uno nos tocó luchar por lo que consideramos justo en cada circunstancia de la vida. En el tardofranquismo, allá por 1972, se potenció el movimiento asociativo, sobre todo, en las zonas más castigadas por la pobreza, la falta de equipamientos sanitarios, de colegios, de alumbrado y asfaltado de calles… Los ahora distritos de Vicálvaro, Vallecas y Villaverde, las tres “V” rojas, hizo que la mayoría de los vecinos/as saliera a la calle en continuas manifestaciones, a veces duramente reprimidas por la Guardia Civil, pidiendo mejor calidad de vida. A mí me tocó junto a otros/as compañeros/as, estar a la cabeza de todas esas luchas, en la que yo era presidente de una de las asociaciones más luchadoras.

Sin duda una etapa muy dura, cada uno luchábamos por mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, unos lo hacíamos desde el movimiento sindical, otros en el frente vecinal. Lo sindical era por la lucha salarial, mejores condiciones laborales y desde el movimiento ciudadano por una mejor calidad de vida.

En efecto; lo llamábamos el segundo salario, que era luchar contra la carestía de la vida, contra la subida del pan, lo que originó grandes movilizaciones por todos los barrios de Madrid, cuando digo todos los barrios no hablo de los de la burguesía madrileña.

Fueron años de una intensa lucha en la que participó una gran parte de la clase obrera y la ciudadanía en general. Otro frente tras la muerte del dictador era la ruptura democrática que al final se concretó en un Transición pactada. La cuestión republicana quedó aparcada. Hoy día hay quienes dicen que la República, los republicanos/as, somos nostálgicos, que solo miramos el pasado

No es nostalgia; es reconocimiento de lo que supusieron la I y II Repúblicas que hemos tenido en España y que ambas, proclamadas pacíficamente, fueron abatidas por las armas criminales. La República es un futuro esperanzador ante la monarquía medieval que padecemos. La república, no es cambiar un rey por un presidente. Es otra forma de vida, de convivencia, de cambiar el absolutismo por democracia, que nos hace crecer como ciudadanos libres, por eso reivindicamos la República. La monarquía es corrupción como vemos por los casos que salpican al rey emérito y las medidas que contra él, tomo él actual Rey, sin olvidar a su cuñado que está entre rejas.

Unidad Cívica por la República (UCR), de la que tú, Ángel eres Secretario Federal, lleváis, bueno llevamos, una lucha por llegar proclamar la III República…

-UCR, es la única asociación republicana, no partido político con implantación en todo el territorio español e incluso fuera de nuestras fronteras como es el caso de París. Desde Unidad Cívica por la República (UCR), no aspiramos a gestionar, sino impulsar, potenciar, contribuir desde la base a articular una mayoría social que haga posible la proclamación de la III República.

Estamos en un momento muy grave, tanto por el Covid-19 y las consecuencias económicas que de esto se deriva. Además el Gobierno muestra una incapacidad para hacer frente a la epidemia, unido todo estos a los saqueos continuos de los recursos públicos a favor de los intereses privados. Tal vez, fuera necesario para hacer frente a todo esto, sería positivo el vincular la lucha por la República a la lucha del movimiento obrero.

Sin lugar a dudas; hay que poner en primera línea los valores republicanos, entendiendo que estos valores son el patrimonio de la clase trabajadora y que deben hacer suyos los sindicatos de clase, como referencia de todas sus políticas de defensa de la clase obrera. Tenemos que recuperar un nuevo contrato social, en función de la mayoría social. Hay que buscar una salida a esta crisis sanitaria con consecuencias económicas graves, sobre todo para las clases más desfavorecidas; desempleo, pobreza… solo una salida de progreso, puede dar solución a estas graves consecuencias y analizar el impacto de tantas muertes en España.

El coronavirus destapa una crisis económica que presagia grandes bolsas de paro, precariedad que no traerá nada bueno para la clase trabajadoras y las capas sociales más desfavorecidas.

-Así será. Habrá que evaluar la gestión de las residencias de mayores, las consecuencias de los recortes del llamado Estado del Bienestar, en los años de gobiernos del PP y su saqueo de las arcas públicas por presuntos y no tan presuntos delincuentes que han pasado o están, en diferentes cárceles españolas. No solo hay que buscar responsabilidades, sino corregir las políticas económicas del reciente pasado, para reconstruirlas sobre bases sólidas. El Gobierno de Coalición debe poner en marcha todas las promesas de acabar con las políticas antisociales del PP.

Las asociaciones vecinales, los pensionistas, los sindicalistas, el feminismo y la ciudadanía más consciente, estamos contra las decisiones anti obreras de los gobiernos de Rajoy y sus recortes en todos los ámbitos.

Tenemos que incrementar la lucha contra las medidas restrictivas tomadas por el gobierno de Rajoy;  la anulación de la reforma laboral que tanto perjudica a los/as trabajadores/as. Hay que incrementar la lucha  por la derogación de las reformas de pensiones, la derogación de la ley mordaza, de la LOMCE, el artículo 315.3 del Código Penal (CP), así como el artículo 525 también del CP, que castiga el menosprecio a la religión católica, una reminiscencia del nacionalcatolicismo. Medidas impopulares impulsadas por el PP que pretenden acabar con las conquistas obreras arrancadas con sus luchas al franquismo, el derogar esto es una exigencia, es un clamor popular. Añadamos a esto la urgencia de que sean liberados los presos políticos que están en la cárcel por defender el derecho de un pueblo a expresarse en las urnas.

Todo lo que vamos apuntando en esta charla, todo este conjunto de reivindicaciones obreras y ciudadanas, cuestiona en cierta media el régimen del 78, seriamente tocado, pero no hundido, apoyado por los partidos que desde el inicio de la Transición los sostienen.

El régimen del 78, está bien apuntalado por la Constitución que no deja resquicio a muchos retoques, salvo que interese al capitalismo neoliberal impuesto desde Europa, que obedientemente el entonces presidente Zapatero y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, pactaron la reforma del artículo 135 para dar prioridad al pago de la deuda, antes que atender los servicios sociales. Otro puntal de este entramado es la Monarquía, que no olvidemos, fue instaurada por el genocida General Franco. Pensar que desde dentro del sistema, se den pasos para iniciar un proceso constituyente y abrir un resquicio a la República, es creer en los marcianos. Solo cuando la ciudadanía lo demande, se proclamará la República. Ahí está nuestro trabajo de resaltar los valores republicanos.

Ha causado cierto recelo, o mejor dicho; ha vuelto a traer a la memoria los Pactos de la Moncloa de 1977, algo que quiere, salvando las distancias, el presidente del Gobierno de Coalición. Sin duda un pacto entre el PSOE y el PP, además de los restos que quedan de Ciudadanos y la inclusión de Podemos y los sindicatos CCOO y UGT, entraría en conflicto con todas las reivindicaciones que tenemos sobre la mesa. Creo que esto sería un paso hacia atrás.

-Sin lugar a dudas. Decía más arriba, que solo una salida de progreso puede dar solución a esta grave situación que vivimos. El Gobierno de Coalición, debe asumir y dar respuesta positiva a las reivindicaciones obreras y democráticas que demanda la ciudadanía, para obtener el apoyo de las clases populares. Hay muchas presiones desde el capitalismo neoliberal para que haya un acuerdo PSOE-PP, lo que supondría no aceptar ninguna de las reivindicaciones obreras y ciudadanas que hemos expuesto. La salida a la crisis la tiene que dar un gobierno de izquierdas, no valen las soluciones del capitalismo. Ahora bien; si se diera un acuerdo PSOE-PP, supondría un frenazo a la derogación de las contrarreformas de Rajoy, en este caso Unidas Podemos, se tendría que pensar mucho si está en el Gobierno para dar una solución progresista a la crisis o si se somete a las exigencias del PP con el visto bueno del PSOE.

Desde el Comité por la Alianza de Trabajadores y Pueblos (CATP), estamos trabajando en iniciativas para dar respuesta clara a la clase obrera y a la ciudadanía, la aceptación del posible pacto, nuestra responsabilidad, nos obliga a ayudar a organizar la resistencia y defensa de las reivindicaciones  y los derechos sociales y democráticos

-El CATP, por una alianza de trabajadores y pueblos, formado por hombres y mujeres de diferentes partidos políticos, sindicatos y movimientos sociales, aspiramos a unir todas estas fuerzas por una salida política de izquierda, de lucha que dé soluciones a los graves problemas que afectan a la clase trabajadora. De ahí que apoyamos todas las luchas de los/as trabajadores/as y exigimos la derogación de las leyes de recortes antes anunciadas. Es importante la aportación del CATP, en el que nos integramos, como señalo, hombres y mujeres de diferentes sensibilidades políticas, de izquierda.

JMF


2 opiniones en “¿República es nostalgia o un futuro mejor?”

  1. Maria jesus Fetnandez Asenjo dice:

    CATP ,PUEDE SER CAPAZ DE AYUDAR EN LA LUCHA QUE SE AVECINA.
    UNA VEZ HECHA LA DESESCALADA SE VERAN CON MAS CRUELDAD LOS PROBLEMAS.
    Sanidad publica deficiente,,las mareas saldran
    Pensiones seguira su lucha,ahora tb con dependencia cuidadores y residencias.
    Educacion.publica ,privada.habra que valorar espacios,profesionales,la LOMCE pendiente.
    Reformas laborales de Rajoy derogacion….asi podremos seguir…..
    Defender unos Servicoos Publicos suficiente mente dotados para dar dignidad a las personas..
    Para la defensa de todo ello hace falta la unidad de los trabajadores,pensionistas,juventud,parados….todos a una..
    Como he comentado al principio..CATP puede ser una herramienta que nos lleve a una sociedad. democratica y entre todos buscar la via para la Republica.

    1. CR dice:

      Muchas gracias en nombre del CR y pasaremos tu comentario a los compañeros del CATP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *