Referéndum en Chile

27 octubre, 2020 en Internacional

  Informaciones Obreras, versión papel, en su numero 350 y pagina 11, incluye un resumen de una reseña enviada por un compañero chileno recién terminada la votación del Referéndum sobre la constitución pinochetista. Constitución derrotada por un 80% de los votantes. Ante la imposibilidad de exponerlo en todo su contenido y por la importancia de la información hemos decidido darlo a conocer en toda su extensión a través de este medio



 

25 Octubre, Plebiscito en Chile

 

El pasado 25, a un año del inicio del estallido social, quedó claro que la ciudadanía no ha olvidado los motivos por lo que se inició este y que la pandemia fue determinante en que bajara la intensidad de este.

En resumen el estallido no ha finalizado ya que las movilizaciones, aunque han menguado, no han finalizado y las demandas están presentes en la población.

Los medios de comunicación que repiten la voz oficial del gobierno de Piñera han resaltado, exagerado y dado como verdaderos muchos montajes.

El 25 la Plaza Dignidad nuevamente la ciudadanía y las organizaciones Sindicales y Sociales mostraron su postura irrenunciable a cambiar Chile y que el plebiscito siendo un peldaño en ese camino, no es el último.

La actitud del gobierno cambió en estas últimas semanas, adoptando una actitud más contemplativa, a restringido la represión y así destacar hechos de violencia y atribuirlos a partidarios de izquierda y del apruebo. Así su mensaje del terror y miedo es acompañado por imágenes que son reiteradamente repetidas al igual que el discurso desde la derecha y los defensores del sistema.

Plebiscito

Desde tempranas horas la ciudadanía acudió a los locales de votación, con calma, con alegría y un sentimiento que se reflejó en las redes sociales. Mucha gente emocionada por el momento que se vive y sintiéndose parte de un hecho histórico. Primera vez que se le pregunta al pueblo, a los trabajadores si quieren cambiar la Constitución, aún sabiendo de los amarres y de las trampas que intentan los que no quieren cambios.

Muchos jóvenes que por primera vez votan, demostraron su alegría y esperanza de cambios importantes. Muchos que no creían en el sistema electoral se sumaron, con desconfianza, pero dieron el paso.

 El estallido a pesar de lo violento con que es mostrado por el oficialismo, sirvió para unirnos más, para develar que la clase trabajadora puede hacer sentir su voz.

Habitualmente las elecciones en Chile terminaban a las 18 horas, pero en esta ocasión las mesas cerraron a las 20 horas y aunque la mayoría de los votantes acudió en otros horarios, hasta última hora acudieron personas a votar.

La tendencia en las encuestas daba un 70-30 % a favor del Apruebo y 60-40 a favor de la Convención Constitucional.

Al inicio del conteo de votos, rápidamente la tendencia de ambas opciones se posicionó y a esta hora siguen subiendo, acercándose al 80%.

El Presidente Piñera, en cadena nacional, se dirigió al país reconociendo sutilmente la derrota, pero arrogándose el acierto de realizar el plebiscito, ignorando que fue el pueblo movilizado el que forzó esta situación.

La mayoría de los políticos de derecha han asumido la derrota contundente. En todas las regiones de Chile se impusieron las opciones Apruebo y Convención Constitucional, incluso en las que la derecha históricamente marca presencia.

En Santiago solo en tres comunas se impuso el rechazo, son las comunas de la clase más acomodada de Chile y en donde residen los que ostentan el poder.

En cuanto a participación es mayor a la última elección, siendo alrededor de 7.500.000 votantes. A esta hora falta por escrutar un 4 % y el resultado es Apruebo con 78,27 % y Convención Constitucional con 79 % las opciones ganadoras.

En todo el país la celebración desbordó todo pronóstico y la crisis sanitaria pasó a segundo plano.

Ahora la tarea que viene es tanto o más difícil que este plebiscito. Hay que elegir Constituyentes que logren instalar las demandas en la nueva constitución y si la oposición no se ordena en ese eje, la derecha podría mantener  sus privilegios.

Hay una serie de requisitos para inscribir independientes y los partidos cuentan con reglas menos duras, lo que hace que superar esta barrera sea un problema principal.

En los análisis de los diferentes sectores políticos surge el tema de acercarse y escuchar más a los movimientos sociales. Por su lado desde los movimientos sociales hay una profunda desconfianza y el deseo de seguir corriendo el cerco.

Desde Santiago

 

Javier Márquez G.

 

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *