Primera victoria

22 febrero, 2016 en Edición Impresa, Editorial

Editorial de la edición impresa – nº 302 (19 de febrero de 2016)

La sentencia que hoy 17 de febrero acaba de ser dictada absolviendo a los 8 compañeros de Airbus, solo puede ser interpretada como una victoria de todo el movimiento obrero y sus organizaciones.

Formando parte de él, este periódico obrero se enorgullece de haber contribuido a esta victoria, informando y haciendo campaña al respecto desde hace 3 anos. Quiere resaltar la acción infatigable de los 8 compañeros de Airbus, de todas las instancias que no han dejado de combatir incluida la Comisión Internacional que se formó el 20 de noviembre en el centro Abogados de Atocha, a iniciativa de mas de 20 abogados laboralistas, con la participación entre otros del Comité Internacional contra la Represión.

Quisiéramos resaltar la campaña desarrollada en más de 20 países desde la CUT del Brasil, a las organizaciones sindicales de nuestro país hermano y vecino Francia. Es una victoria de todos.

Pero solo es una primera victoria, 300 siguen amenazados y algunos condenados. Se trata por tanto de continuar el combate en unidad para acabar con todos los juicios y condenas, por la derogación del art. 315.3 del Código Penal, y para que se abandonen las acusaciones contra sindicalistas por supuestos atentados contra el orden público.

Los trabajadores, los jóvenes, los pueblos de nuestro país lo exigen

Si, esta victoria es un estimulo para lograr todas las reivindicaciones, las aspiraciones democráticas y sociales de la inmensa mayoría, pisoteadas por años de gobierno al servicio de las multinacionales, del capital financiero y sus instituciones, como la Unión Europea.

Sí la mayoría social ha sufrido en sus carnes desde el plan de austeridad de mayo del 2010 adoptado por Zapatero y agravado por los 4 años de Rajoy.

El 20D Rajoy fue derrotado en las urnas, su partido el PP, representante de las instituciones franquistas, se cae a pedazos, dejando una incertidumbre política total.

Los trabajadores, los jóvenes no entienden por qué no se forma ya un gobierno que responda  a los intereses de la mayoría, que derogue las reformas laborales que solo han producido más paro y más explotación, que acabe con las leyes liberticidas, que dicte un plan de emergencia social para sacar del hambre y la miseria a millones con subsidio inmediato a todos los parados, con medidas para restablecer los servicios públicos, la sanidad y la educación, la seguridad social amenazada.

Un gobierno que restablezca la fraternidad entre los pueblos.

Sí, que defienda y aplique el derecho a decidir, una manera de establecer una unión libre y fraternal de pueblos soberanos.

Ciertamente, existen obstáculos: las instituciones franquistas con el rey a la cabeza, el capital financiero, las fuerzas reaccionarias y las instituciones internacionales del imperialismo.

Pero si la unidad ha conseguido una victoria, la unidad de los trabajadores con sus organizaciones, la alianza de los trabajadores y los pueblos puede allanar el camino a la democracia y de inmediato a la formación de un gobierno libre que solo responda a la mayoría social.

Los partidos que gozan del apoyo de los trabajadores y de los pueblos, de entrada el PSOE, Podemos, Izquierda Unida, tienen una responsabilidad histórica.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *