Pensiones y Pandemia en Chile

9 julio, 2020 en Pensiones

  Reproducimos en este espacio digital de Informaciones Obreras la aportación de un compañero chileno, sobre los efectos del Covid-19 y la pensiones en Chile, que como conocerán nuestros lectores se financian a través de fondos de pensiones y no por cotizaciones. Esperamos sirva para un mejor conocimiento de los problemas que vivimos.



 

Los chilenos exigen sus fondos de pensión para paliar la crisis

 

Hoy en Chile ocurre un inédito debate relacionado con seguridad social.

A raíz de la crisis sanitaria y económica hay muchas personas desesperadas por no contar con los medios para sobrevivir diariamente, las ollas comunes llenan el país y no son apoyadas por el oficialismo, son fruto de la solidaridad de clase.

No se trata solamente de los más pobres, también se incluye a la llamada clase media que habitualmente no recibe ayuda de ningún tipo y desde ningún sector.

Paralelamente en la agenda política un tema potente y transversal es el de las pensiones. La Coordinadora NO + AFP lleva más de una década en esta lucha por cambiar el sistema de AFP, basado en el ahorro individual. Este tema es el más sentido y fue expresado en el estallido social además de la salud, la educación, el agua entre otros.

Desde la Coordinadora se han utilizado un sinnúmero de acciones para impulsar un debate abierto sobre el tema, se ha presionado a los partidos, a los Diputados, a los Senadores para que se pronuncien y se comprometan con sus partidarios y con sus distritos. Esta acción hoy da frutos al poner a los congresistas en la disyuntiva de estar con el pueblo o con los poderosos y en este caso con las AFP.

El gobierno para enfrentar la crisis se ha limitado a fortalecer a los grupos económicos, a los superricos de este país y a la ciudadanía solo se le permite endeudarse, llueven las ofertas de créditos mientras la gente tiene hambre, es desalojada de sus casas por no pago de arriendo, cesantía creciente ya superando los dos dígitos, en las poblaciones gente muriendo en sus casas sin atención.

En ese marco se levantaron proyectos que se enfocaban en la entrega  de parte de los fondos de pensión a los trabajadores, para paliar en parte la grave crisis creciente.

El gobierno respondió dictatorialmente declarando que cualquier proyecto en ese sentido sería declarado inconstitucional. Pero la presión de las organizaciones sociales y sindicales, de la ciudadanía en general, empujó a los congresistas a seguir con estas iniciativas llegando hoy a la Cámara de Diputados con una votación sobre el tema.

La derecha alineándose con Piñera, argumenta que el retiro de fondos significará pensiones de miseria en el futuro, lo que se cae sin necesidad de argumentar puesto que hoy ya las pensiones son miserables.

Qué se vota hoy: por única vez, y debido a la contingencia, los afiliados al sistema de pensiones podrían retirar hasta el 10% de los fondos acumulados. El monto máximo sería equivalente a 150 UF y un mínimo de 35 UF (1 UF = 32,00 euros).

En caso de que el 10% correspondiera a un monto menor a las 35 UF, los afiliados podrían hacer retiro de las 35 UF y, en caso de que el monto total acumulado fuera menor a las 35 UF, se podría retirar la totalidad de los fondos.

Si se aprueba, la entrega de los fondos se deberá realizar: el 50% en un plazo máximo de 10 días hábiles luego de presentada la solicitud ante la AFP correspondiente, y el 50% restante en un plazo máximo de 30 días hábiles a contar desde el primer pago.

Como es un cambio constitucional se requiere una votación de tres quintos, lo que en números son a lo menos 93 votos y se lograron 95 a favor (16 votos de derecha)

La situación tenía concentrada la atención de la mayoría de los chilenos y luego de varias interrupciones escandalosas por ministros y diputados oficialistas que buscaban rechazar el proyecto; y a última hora empezaron a salir ofertas desde la presidencia que buscaban frenar lo inevitable. Al final fue una derrota de la derecha que se dividió y un gran triunfo de la ciudadanía y de la Coordinadora que logró encauzar a la dividida y desorientada oposición, logrando este objetivo parcial que ahora debe pasar al Senado la próxima semana.

Santiago, 8 de julio de 2020

J. Márquez

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *