Palestina – Entrevista con Ziad M.

Hemos podido mantener un encuentro con Ziad M., miembro del comité local del campo de Rafah para la organización de la Marcha del Retorno, quien nos explica que “este viernes (18 de mayo), más de 10 000 manifestantes han vuelto a desafiar a la muerte para reafirmar las reivindicaciones de la Marcha y para decir que queremos el levantamiento del bloqueo, la apertura de la frontera, que queremos volver a nuestra casa. Cualquiera que sea el número, habrá una actividad todos los viernes durante el Ramadán.” Ziad ha querido aportarnos los elementos siguientes, insistiendo en la necesidad de hacer saber en todo el mundo lo que está sucediendo hoy en la franja de Gaza:

“Es muy importante el hecho de que los jóvenes no quieran renunciar. Las mujeres están también en primera línea. Durante la Primera Intifada, muchas mujeres se manifestaban pero, bajo la autoridad de Hamas, es la primera vez que se lanzan adelante en Gaza. Recuperan neumáticos, abastecen a los demás manifestantes, organizan muchas cosas. Algunos de los mártires son mujeres. Esta determinación es nueva. Nunca había vista una madurez así. La actitud del ejército de ocupación responde a nuestra determinación. Están ahí para matar, para hacernos renunciar al derecho al retorno, para derrotarnos, no para actuar como policía. Utilizan balas dumdum que explotan dentro del cuerpo. Cuando el impacto no mata, las heridas son devastadoras.”

“Hemos sabido que Arabia Saudí, por una parte, y Turquía, por otra, negocian con Hamas para que haga parar la Gran Marcha, a cambio de abastecerlas de electricidad, de materiales de construcción… Esos dos países se presentan como los mejores aliados de los palestinos y actúan como intermediarios con los israelíes. En Hamas, algunos desearían sin duda que se reanude el comercio e intentan frenar el movimiento porque su problema es mantener el control, lo que conviene perfectamente a los israelíes que tienen en ellos a su mejor enemigo. Pero, y esto también es nuevo, hay desacuerdos muy fuertes dentro de Hamas, porque éste no es un movimiento de Hamas y no lo controlan. Durante la Marcha del Retorno, sólo se ven banderas palestinas, pero ninguna bandera política. Todos los partidos están en los comités de organización y la consigna común es el derecho al retorno, al otro lado de la barrera, después de setenta años de ocupación. Los jóvenes no aceptan, no quieren renunciar. Todos hemos visto morir bajo nuestros ojos a hermanos y hermanas, es imposible renunciar. Los jóvenes dicen: en Gaza se nos deja morir sin hacer nada, entonces ¡es mejor morir a lo largo de la alambrada queriendo ser libres!”


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *