No al golpe, en defensa del PT y de la CUT, en defensa de los trabajadores y de sus derechos

NOTA DE LA DELEGACIÓN A LA EMBAJADA DE BRASIL

Atendiendo al llamamiento urgente de los coordinadores del Acuerdo Internacional de los Trabajadores y de los Pueblos (AIT), una delegación de dos militantes, de CCOO y UGT, se personó en la Embajada del Brasil en Madrid el martes 5 de abril.

DelegaBrasil

Delegación ante la embajada de Brasil

La delegación se limitó a dos personas a requerimiento de la propia Embajada y estaba formada por Jesús Béjar y Juan Miguel Fernández.

Por parte de la Embajada la delegación fue atendida por Rafael de Mello Vidal, Ministro Consejero, y por Luiz Guilherme de Castro. Sólo el primero de ellos habló.

La conversación fue en estos términos:

  1. Se les explicó que el objeto de la delegación era una respuesta favorable a una petición surgida desde el propio Brasil solicitando apoyos al rechazo del golpe de Estado (que la propia Presidenta del Brasil había denunciado), todo ello en defensa de la democracia y los derechos sindicales y sociales. Se le hace entrega de una relación de los apoyos (que se adjunta) destacándoles que integra a representantes del movimiento obrero de todas las corrientes, socialista, comunista, trotskistas, y sindicales sobre todo de CCOO y UGT.
  2. El Ministro Consejero pasa a explicar ampliamente la situación en que se encuentra el proceso que afecta a la Presidenta, describiendo detenidamente las diferentes fases del mismo. Destaca que aunque en torno al día 15 de este mes el Plenario del Congreso pueda votar por el desarrollo del proceso de apartamiento de la Presidenta, después pasaría al Senado (en el que la Presidenta tiene más posibilidades de salir airosa) y eventualmente habría la fase de discusión jurídica con participación del Presidente del Supremo (durante la cual la Presidenta quedaría suspendida). Si al final resultase declarada inocente volvería a asumir todas sus funciones.
  3. Se le dice al Señor Ministro Consejero que nosotros en España hemos tenido una situación parecida, en la que aprovechando unas acusaciones de corrupción en Sevilla, la policía llegó a parar el tráfico, cerrar una calle, para registrar la sede de UGT, montar todo el alboroto mediático que interesaba a sectores de derecha de la sociedad, se llevaron hasta ordenadores con relación con datos de los sindicatos, etc. es decir se utiliza a veces la palabra corrupción para cargar contra las organizaciones obreras y democráticas. Y nosotros queremos estar al lado de las organizaciones obreras y sindicales de Brasil en estos momentos en que según las noticias que llegan y las propias declaraciones a la prensa española de Lula y Dilma se quieren utilizar unas acusaciones, que habrá que ver si son o no son ciertas y en qué grado, para atacar incluso a la Presidencia que fue votada por 40 millones de trabajadores y jóvenes, al PT y a la CUT. No conocemos cómo funciona la justicia en Brasil, y no hablamos de ello. Pero por ejemplo en España todo el aparato judicial hunde sus raíces en la propia dictadura de Franco, su selección, funcionamiento, escuelas, son una continuación que ni siquiera corrige el cambio generacional, y eso se nota en su funcionamiento y en todos los aspectos judiciales que rozan los derechos democráticos de los sindicatos, de las libertades, del ejercicio de los derechos y libertades públicas.
    El mismo trato que se le dio a Lula llevándolo a declarar en unas actuaciones llevadas por un juez que a todas luces se extralimita en sus funciones nutriendo todo un clima de inseguridad, genera un curso golpista contra el gobierno, contra la democracia, contra los derechos y contra las organizaciones obreras y democráticas que los han conseguido a lo largo de años de lucha.
    Conocemos lo que está ocurriendo en algunos países donde el imperialismo quiere romper la resistencia que los países levantan a las pretensiones e intereses de los Estados Unidos y para todos ellos se aplica una misma política, como pasa en Venezuela, una forma de guerra económica para eliminar obstáculos, gobiernos y organizaciones que defienden los intereses del país, es una guerra que toca todos los palillos, los aspectos mediáticos, de propaganda, la economía y llegado el caso hasta la agresión militar.
    Por todo ello nos parecen muy importantes las decisiones que se tomen el día 15, será un punto de inflexión de todo el proceso, cuyos móviles son políticos, y queremos que en la medida más adecuada se trasmita a su país las posiciones que les manifestamos. Brasil es un país muy importante de más de 200 millones de habitantes, no solo en América Latina, también para el movimiento obrero y sindical en nuestro país.
  4. El Ministro Consejero explica que efectivamente hay jueces que se extralimitan, pero que ellos tiene separación de poderes, desde su Constitución del año 1988, etc. No obstante dice textualmente que las movilizaciones de uno y otro signo discurren pacíficamente. Manifiesta que efectivamente en torno al día 15 puede solucionarse favorablemente, y si no aún más fácilmente en el Senado. Precisamente él nos avanza que el día anterior, el lunes cuatro, han visto la defensa de la Presidenta que se ha hecho en la Comisión de impeachment del parlamento de Brasilia y que ha sido una defensa muy contundente y sólida desde el punto de vista jurídico y él confía en que se solucione, pues una vez despojado el asunto de sus circunstancias mediáticas y políticas cortoplacistas, al quedar los temas desnudos de esa propaganda, parece que lo único que quedan son actuaciones administrativas no acertadas que no pueden tener la trascendencia que se pretende.

(Se le pide si nos puede proporcionar dicha defensa y la envían por correo electrónico a mi domicilio al otro día, el enlace es https://www.youtube.com/watch?v=PhhQl0MgZKk)

Nos despedimos de ellos, se les dice que continuaremos en la brecha. Ellos nos dan las gracias. Etc.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *