Llamamiento Venezuela

14 mayo, 2020 en Internacional

Nos hacemos eco del Llamamiento de sindicalistas Venezolanos, dirigido a Luisa Hanune y Dominique Canut Coordinadores del Acuerdo Internacional de los Trabajadores y los Pueblos ante la situacion que vive Venezuela, cuyo ultimo episodio, desemboco en el intento fallido de la  operación mercenaria de la madrugada del domingo 3 de mayo,  la que referimos en el IO especial nº 9 pagina 12.



Camaradas Luisa Hanune y Dominique Canut,
coordinadores del Acuerdo Internacional de los Trabajadores y los Pueblos:

Ante la inhumana y grave situación de bloqueos y de sanciones económicas impuestas por el gobierno de Estados Unidos contra los pueblos de Venezuela, Cuba, Irán, Palestina y otros países, en medio de los esfuerzos que se efectúan en todo el mundo para frenar el avance de la Covid-19, el imperialismo norteamericano ha decidido avanzar en la agresión e injerencia contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, realizando una serie de nuevos ataques y agresiones contra nuestra patria.

Desde el 8 de marzo de 2015, cuando el expresidente estadounidense Barack Obama emitió una orden ejecutiva en la que se califica a Venezuela como una «amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional de Estados Unidos», las agresiones han venido en ascenso.

El sistema financiero internacional ha bloqueado el pago de recursos destinados a la compra de vacunas, alimentos, insumos básicos y medicamentos por 39 millones de dólares; desde bancos en Europa 29,7 millones de dólares han sido devueltos para el pago a proveedores, cuyo destino era el pago de alimentos a través del programa social de Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Han extendido las sanciones financieras, embargo a la industria petrolera estatal (PDVSA), impidiendo la venta de petróleo en el mercado internacional; prohíben la importación a Venezuela de diluyentes que usa PDVSA en el procesamiento del crudo pesado y extrapesado y en la producción de gasolina; coartan el comercio de bonos de PDVSA; congelan 7.000 millones de dólares en activos de la empresa filial Citgo; una pérdida estimada de 11.000 millones de dólares de sus exportaciones durante los próximos años; más de 30.000 millones de dólares de Venezuela han sido robados en operaciones bancarias por Estados Unidos y el Reino Unido, mientras la banca internacional retiene más de 4.000 millones de dólares.

A este cuadro se suma la decisión de la fiscalía norteamericana de abrir un proceso judicial contra miembros del gobierno de Venezuela acusados de narcoterrorismo, y la oferta por parte Estados Unidos de 15 millones de dólares de recompensa por el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, y 10 millones por otros altos dirigentes del gobierno. El gobierno norteamericano ha señalado estar dispuesto a levantar las sanciones sobre Venezuela si se celebran elecciones presidenciales y parlamentarias «entre seis y 12 meses». A cambio del levantamiento de sanciones económicas, en el marco de una «transición democrática», tanto Nicolás Maduro como Juan Guaidó, «presidente encargado» por los Estados Unidos, deberían hacerse a un lado en el establecimiento de un gobierno provisional.

La movilización de fuerzas navales, el despliegue con destructores adicionales de la Armada, barcos de combate, aviones y helicópteros, patrullas de la Guardia Costera y aviones de vigilancia de la Fuerza Aérea en las costas venezolanas establecen de hecho el bloqueo naval a nuestra nación. Estos hechos muestran el agravamiento de las tensiones por la apropiación y control del mercado petrolero por el imperialismo.

Esta política del capital internacional de piratería y la competencia entre ellos da lugar a intervenciones militares de distinto tipo, que se extienden por todo el mundo amenazando de dislocación a los Estados nacionales. Los capitales financieros están aterrorizados por el surgimiento de la crisis económica mundial, ahora agravada por la pandemia del coronavirus de una amplitud sin igual. En esta situación, Trump interviene para preservar las posiciones de Estados Unidos en Venezuela.

Hoy más que nunca necesitamos el punto de apoyo que representa el Cile para  adoptar iniciativas en nuestro continente en respuesta al desarrollo de la situación en Venezuela, donde las sanciones, las ilegales medidas coercitivas, el cerco económico, la intimidación con las operaciones militares en la costa venezolana pretenden la dislocación de nuestro país Por ello proponemos una campaña de pronunciamientos al Cile: ¡Alto a los ataques de Trump contra la soberanía de Venezuela! ¡Cese inmediato de todas las operaciones militares! ¡Supresión de las sanciones y del cerco económico! ¡Los recursos de las naciones para combatir la pandemia!

Fraternalmente:

Raúl Ordoñez, presidente de la Federación de Sindicatos de las Empresas Hidrológicas de Venezuela, (FEDESIEMHIDROVEN) diputado a la Asamblea Nacional Constituyente y participante del Cile (correo: raulordonez20@gmail.com).

Nelson Herrera, presidente del Sindicato Trabajadores y Trabajadoras del Ministerio de Hábitat y Vivienda (SINTRAVISEP) diputado a la Asamblea Nacional Constituyente, participante del Cile (correo: culturadetrabajo.apn@gmail.com).

Enviar pronunciamientos a los siguientes correos:
CSBT –Leonardo Caraballo- correo: cbolivarianainfo@gmail.com Cancillería-Lidice Altuve- (correo: licealt@yahoo.com).

Claseobrerapsuv.secretario@gmail.com

Atentamente Raúl Ordoñez


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *