La lucha de los Interinos

10 marzo, 2020 en Entrevistas
  Informaciones Obreras nº 346 incluye  una entrevista realizada a Luis Arias trabajador de un Centro de menores de Madrid sobre la problemática de los interinos que ha llevado a éstos a movilizarse en los pasados días en Madrid. Dada la imposibilidad, de reproducir en su completa extensión la damos a conocer a nuestros lectores a través de este medio digital.


Información Obrera: El pasado 15 de febrero hubo una gran manifestación en Madrid de interinos y temporales ¿de dónde surge esta movilización?

Luis Arias: Más de 10.000 trabajadores públicos temporales e interinos recorrimos las calles del centro de Madrid, ni las mejores previsiones eran tan optimistas. Hay que tener en cuenta que la convocatoria se ha realizado a través de un grupo de telegram, sin el respaldo de ninguna organización, salvo pequeños grupos que, en mi opinión, de manera oportunista tratan de acercarse e instrumentalizar el descontento en el sector para rascar y erosionar a las organizaciones sindicales mayoritarias. Hay un sentimiento creciente de rebeldía entre los miles y miles de empleadas y empleados que ven peligrar sus puestos y que ven en riesgo su subsistencia y la de sus familias y que se sienten abandonados. La gente quiere resistir frente a esta agresión, pero no encuentran puntos de apoyo y se han empezado a organizar por su cuenta. Es un movimiento bastante espontáneo y un poco caótico, pero que va tomando forma.

IO: Explícanos brevemente cuál es la situación que desencadena este movimiento

LA: Es una situación dramática provocada por un incumplimiento sistemático de la administración de su propia legislación. En muchas administraciones llevan más de 20 años sin convocar plazas en determinadas categorías, en otros casos ha habido convocatorias pero que de antemano sabían eran insuficientes y que desde un primer momento exigían contrataciones temporales para cubrir puestos estructurales. En nuestro caso concreto (categoría educador residencias de menores de la Comunidad de Madrid) llevamos sin oposición desde el año 1999 y en aquella ocasión tan solo convocaron 12 plazas y a los pocos meses ya iban por más de 200 contrataciones temporales. Actualmente alrededor del 80% de la plantilla somos temporales, en mi centro, de 25 trabajadores solo 2 son fijos. En Comunidades autónomas como Valencia el 40% de los trabajadores son temporales. Es una situación sangrante, estamos hablando de trabajadores que llevan 20, 25 y hasta 30 años en una situación de incertidumbre e inestabilidad permanente. El perfil mayoritario del sector de interinos y temporales son trabajadores de entre los 40 y los 55 años con una antigüedad de entre 15 y 25 años en el puesto de trabajo, Estamos hablando de personas que han desarrollado prácticamente toda su vida laboral en el sector público y a los que en ningún momento se les ha brindado la oportunidad de acceder a la plaza fija.  Ahora para solucionar este caos se convocan los llamados procesos de estabilización, que no cubren ni de lejos las plazas y  que en la práctica significan despedir a miles de empleados públicos de muy larga duración sin ni siquiera derecho a indemnización.

 IO: ¿Cuál ha sido el papel de los sindicatos en todo esto?

LA: La firma del acuerdo con Montoro no planteaba ninguna solución al drama. Era un balón de oxígeno para un gobierno irresponsable. No se puede pretender hacer borrón y cuenta nueva cuando ha sido el incumplimiento por parte de la administración de sus obligaciones legales el origen del problema. Se ha puesto el foco en la forma de acceso, sin cuestionar en ningún momento que se ha producido un abuso de temporalidad, un fraude de ley que ha tenido a cientos de miles de trabajadores en una situación de inestabilidad e incertidumbre permanente durante décadas. Y la solución que se plantea penaliza al trabajador para salvar el trasero de los responsables de este despropósito. No estoy de acuerdo con la estrategia impuesta en la plataforma de temporales de denuncia de las organizaciones sindicales mayoritarias, creo que es un error, pero soy muy crítico con la posición de los sindicatos, en primer lugar del mío. Dentro de los sindicatos, empiezan a surgir sectores que apoyan nuestra posición. La propia movilización va empujando a que se abra el debate dentro de las organizaciones. La UGT de Valencia ha publicado un informe detallado en el que señala el fraude de ley y plantea como solución la fijeza. La UGT de Andalucía ha puesto su gabinete jurídico al servicio de sus afiliados para reclamar la fijeza. Incluso algunos delegados y cargos medios del sindicato que hasta ayer mismo nos trataban como si fuéramos tarados por defender los puestos de trabajo, van poco a poco suavizando su discurso.  El problema de los sindicatos es que basan toda su acción en el llamado diálogo social. Parten de un concepto contrario a lo que es la tradicional lucha de clases. Se plantea evitar el conflicto integrando a las organizaciones en un discurso que contempla las necesidades y límites planteados por la patronal y el estado como punto de origen, sin presión ni movilización que sirva de contrapunto. Integran a las organizaciones en el discurso, siendo meros administradores. Eso ha llevado por ejemplo a que diferentes dirigentes defiendan vehementemente las argumentaciones de la administración, mimetizados con cuestiones de posibilidad económica o supuestos límites legislativos ajenos a los intereses de sus representados, es decir de los trabajadores, lo que está provocando un rechazo y una desconfianza cada vez mayor entre amplios sectores de trabajadoras y trabajadores hacia los sindicatos.

IO: Hay quien argumenta que regularizar la situación de los temporales e interinos de larga duración vulnera los derechos de los aspirantes a un puesto de trabajo público ¿Qué me puedes decir en relación a esto?

LA: Es un falso debate, los procesos de estabilización no crean ni un solo puesto de trabajo nuevo. En los últimos años se han destruido 200.000 puestos de empleo público. En los próximos 10 años se jubilarán el 25% de los empleados públicos. Se están amortizando plazas continuamente porque no se cumplen las tasas de reposición. Muchos servicios se están externalizando. Y ahora resulta que somos nosotras y nosotros los que cerramos la puerta a otros por querer defender   nuestros puestos trabajo.

IO: La cuestión esta en manos de los tribunales europeos, ¿Cómo está la situación judicial?

LA: El próximo 19 de marzo está previsto el fallo del TJUE en relación a las cuestiones prejudiciales planteadas por dos juzgados de Madrid. No sabemos en que sentido se pronunciará el Tribunal, pero si conocemos lo que la abogada general de la UE ha planteado al respecto. La abogada establece en su informe que la normativa española ha sido infringida sistemáticamente no cumpliendo durante décadas sus previsiones y no existiendo consecuencias visibles ante tal vulneración, por lo que concluye que si se ha producido un abuso de temporalidad contrario al acuerdo marco de la UE y de la directiva 1999/70. Señala que corresponde a los estados miembros adoptar medidas y estás deberán ser efectivas y disuasorias, ofreciendo garantías efectivas de protección de los trabajadores para sancionar el abuso y eliminar las consecuencias de la infracción de la normativa europea, De hecho  especifica que la convocatoria de procesos selectivos de libre concurrencia una vez producido el abuso no constituyen una medida sancionadora o disuasoria y por lo tanto los procesos llamados de estabilización no resolverían en absoluto la cuestión. Determina en su dictamen que la fijeza automática no procede por ser contraria al ordenamiento jurídico español y plantea la posibilidad de llevar a cabo dicha transformación mediante un procedimiento ordenado para la ejecución de la sanción y añade que en caso de que el estado no contemple la posibilidad de la transformación de la relación laboral en fija se impone que las personas afectadas obtengan una indemnización que permita una reparación proporcionada y completa del daño sufrido.

En todo caso, tengo cierta desconfianza hacia las instituciones europeas y más en el momento actual. Hemos visto el paso para atrás dado por la justicia europea en el caso de Oriol Junqueras o la reciente sentencia del Tribunal de Estrasburgo en relación a las devoluciones en caliente. Para mi es una cuestión de defensa de los puestos de trabajo, contra el despido de decenas de miles de trabajadores y trabajadoras que llevan muchísimos años desempeñando su trabajo demostrando su mérito y capacidad. Es necesario encontrar una solución política a este desastre y no abocar a la gente a meterse en tediosos procesos judiciales para defender lo que debería reconocérseles de manera automática.

IO: ¿Quieres añadir algo más para concluir?

LA: Hay que continuar la movilización, extenderla y hacerla permanente. Nos jugamos la vida de nuestras familias en este combate. Es una tremenda canallada lo que pretenden hacer. Mi interés no es buscar culpables, sino convencer y ampliar el movimiento, luchar en todos los ámbitos en este sentido. Dirigirnos a las organizaciones tradicionales del movimiento obrero, a las organizaciones políticas, al gobierno, con idea de ganar, de conseguir una solución al conflicto.

 


1 opinión en “La lucha de los Interinos”

  1. H Jadraque dice:

    Muy buena explicación por parte de un interino de larga duración. Con críticas, con posicionamiento, con argumentación, y sobretodo con respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *