La lucha de clases se intensifica

15 febrero, 2020 en Edición Impresa, Editorial, PDF

Las decenas de miles de pequeños y medios campesinos que se movilizan estos días, llegando incluso el lunes 3 a concentrase delante del Congreso de los Diputados, dan al nuevo gobierno un aviso fundamental. No son posibles los paños calientes. Asegurar precios justos para los agricultores y precios moderados para la población, exige atacar el poder de los monopolios de la distribución y la gran propiedad latifundista, que no ha hecho más que reforzarse con la Política Agraria Común de la Unión Europea.

Coincidiendo en el tiempo, los trabajadores de Nissan en Barcelona han iniciado su movilización en defensa de los puestos de trabajo. Nissan representa 25.000 empleos directos y de las empresas auxiliares. El peligro, como anuncia el periódico británico Financial Times, es su cierre y la deslocalización de la producción. Sin duda es solo el inicio de la crisis del sector del automóvil, en crisis a nivel internacional. Difícilmente el gobierno central y el govern catalán pueden esconder la cabeza debajo del ala, más cuando es una empresa que ha recibido subvenciones publicas y otras facilidades.

Casi por unanimidad (la derecha, con el voto a favor del PP) las Cortes aprobaron el aumento del 0,9 por ciento de las pensiones y el 2 por ciento para los funcionarios y empleados públicos. Nada distinto a gobiernos anteriores, incluido Rajoy.

Las cosas serias llegan ahora

¿Cómo responder a los agricultores, a los trabajadores del automóvil sin enfrentase a los monopolios y las grandes corporaciones?

¿Cómo responder a la exigencia de derogación de las reformas laborales y de pensiones? El Gobierno quiere restablecer el dialogo social, el Pacto de Toledo para implicar a los sindicatos. Pero el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha planteado que se debe continuar con el acuerdo del ASE. Este pacto, que conoció la oposición de miles de militantes y responsables, significó una verdadera ruptura generacional, al aumentar la edad de la jubilación a 67 años y el computo de años trabajados para el cálculo de la pensión… Desarrollar este pacto significaría avanzar en el desmantelamiento del actual sistema de pensiones. Contra esto se movilizan desde hace dos años los pensionistas y anuncian en la IV Asamblea de la COESPE, que tendrá lugar en marzo, que van a continuar.

La cuestión catalana

Al mismo tiempo, la cuestión de las cuestiones es a la cuestión catalana. Pedro Sánchez viajó el jueves 6 a Barcelona para entrevistarse con Quim Torra. La sola visita ha provocado la histeria de los portavoces directos de la monarquía, acusando a Sánchez de traición por reunirse con alguien inhabilitado (recordemos que la Junta Electoral Central, respaldada por el Tribunal Supremo inhabilitó a Torra como diputado por delito de opinión, el recurso al Tribunal Constitucional hace que la inhabilitación no se haya llevado a cabo, por el momento).

Sánchez ofreció una negociación política y el establecimiento de una mesa de diálogo. Algo que sin duda levanta las chispas del aparato de Estado,

Nadie puede decir hoy cuáles serán las consecuencias, pero el solo hecho de la reunión ha abierto las expectativas, no solo en Cataluña, de una solución política.

En todas circunstancias, y por ello combatimos, no puede haber solución que dé respuesta al pueblo catalán y a todos los pueblos sin la liberación de los presos republicanos catalanes, sin el fin de la persecución judicial a más de 2.500 ciudadanos catalanes en peligro de ser juzgados y sin que el pueblo catalán pueda ejercer el derecho a decidir. Esta no solo es la aspiración de más del 80 por ciento del pueblo catalán, sino que tiene el apoyo creciente en todos los pueblos del Estado… Vía que exige enfrentarse a la Monarquía, a su aparato judicial.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *