Fisioterapeuta, trabajadora autónoma y el decreto de alarma

10 abril, 2020 en Tribuna libre

Desde el blog del  periódico Informaciones Obreras nos hacemos eco de la colaboración remitida a esta redacción por la compañera Milena Tudor sobre la situación de los trabajadores fisioterapeutas, autónomos, y su situación como consecuencia del Covid-19 y las respuestas que estan dando las distintas administraciones a este colectivo de trabajadores.



 

Fisioterapeuta, trabajadora autónoma y el decreto de alarma

Uno de los sectores que mas sufre esta situación desde el punto de vista económico es el de los autónomos. Soy fisioterapeuta autónoma y trabajo en tres centros de atención temprana de Bizkaia. Antes de decretarse el estado de alarma, desde los centros hemos tomado medidas de seguridad, para prevenir el contagio de este minúsculo virus. Desde el Colegio de Fisioterapeutas del País Vasco recibimos información de las medidas de prevención que había que tener en cuenta. Una vez cerrados los colegios, nuestro ámbito se vio afectado ya que muchos padres dudaban si tenían que llevar los niños a atención temprana. Hasta ese momento, lo único que sabíamos era que teníamos que seguir con los tratamientos, tomando las medidas indicadas.

El día 14 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma, decidimos voluntariamente cerrar los centros ya que no entraban dentro del decreto, aún siendo centros sanitarios, pero consideramos que nuestro trabajo es incompatible con los protocolos de seguridad establecidos en el Real Decreto. Además, los niños que son nuestros pacientes, debían permanecer en sus casas confinados y salir solamente en casos de emergencia.

Tanto el Gobierno Vasco, como el Colegio de Fisioterapeutas del País Vasco recomendaron el cierre y es allí cuando comienza la lucha para conseguir incluir a los centros sanitarios no esenciales dentro del decreto. Los Consejos Generales de Colegios de Fisioterapeutas de España, de Podólogos, de Ópticos-Optometristas, de Logopedas, de Terapeutas Ocupacionales y de Dietética y Nutrición emitieron un comunicado conjunto para pedir que se decretara el cierre de los establecimientos sanitarios al no poder garantizar la no propagación del contagio por coronavirus.

El día 26 de marzo el País Vasco se suma a otros territorios como Castilla la Mancha, Andalucía y Galicia en activar medidas extraordinarias en relación con la actividad asistencial en el ámbito privado. Es entonces cuando se suspende la actividad asistencial en los centros, servicios y establecimientos sanitarios de titularidad privada. Es un logro que se ha conseguido por la unión y la lucha conjunta de varios sectores afectados.

Desde el punto de vista económico, a mi me afecta como a todos los autónomos. No trabajo, no hay ingresos, y las facturas deben de ser pagadas. A nivel de ayudas, el gobierno ha adoptado una serie de medidas económicas para los autónomos que incluyen el aplazamiento del pago de IRPF y la solicitud de cese de actividad que se puede dar en el caso de haber cerrado por el Real Decreto o por una reducción de ingresos del 75% con respecto al semestre anterior. La solicitud se puede realizar en la pagina web de la mutua de cada autónomo.

El futuro de la lucha contra el coronavirus es incierto, igual que nuestro futuro como autónomos.

Todavía nos espera un largo camino y hay que seguir luchando. ¡Juntos y unidos lo vamos a conseguir!

Milena Tudor, Barakaldo (Bizkaia)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *