Eugeni Rodríguez, firmante del manifiesto “Hay que reconstruir derechos”

17 mayo, 2020 en Entrevistas

Entrevistamos a Eugeni Rodríguez, delegado sindical de UGT Correos y presidente del Observatorio contra la Homofobia de Cataluña.

1.- Eres firmante del llamamiento por los derechos. ¿Qué valoración haces del mismo?

Considero que el manifiesto “Hay que reconstruir los derechos” es un manifiesto absolutamente necesario, un manifiesto que hacía falta porque pone en valor dos temas fundamentales, que son la necesidad de un sistema universal sanitario y también de un sistema de protección para los trabajadores y las trabajadoras. Estos dos elementos imprescindibles han quedado en entredicho con la crisis del coronavirus. ¿Por qué? Porque ya antes vivíamos en una situación en la cual las privatizaciones de la sanidad, la precariedad en el empleo eran algo absolutamente alarmante. El coronavirus viene a poner sobre la mesa de nuevo los intereses del capital total y absolutamente ajenos a las necesidades de las clases trabajadoras. Es un manifiesto que era necesario hacer público para que no se callara la voz de la disidencia, la voz que quiere decirle a todo el mundo muy claro que esta crisis que estamos sufriendo no es nuestra. Es una crisis que sufrimos nosotros, pero de la que no somos responsables nosotros.

 

2.- Hay un silencio casi total sobre Correos en los medios, cuando es uno de los sectores que no han dejado de funcionar y con un riesgo bastante evidente. Como trabajador y sindicalista en Correos, ¿puedes detallar un poco la situación en relación con la pandemia? ¿Qué plantean trabajadores y sindicatos?

Como trabajador de Correos, pero también como persona que oía, veía todos los mensajes por parte del gobierno los primeros días del estado de alarma, mi impresión cuando llegué el primer día de confinamiento a la oficina de Correos fue absolutamente desoladora. Ver que todo lo que nos estaban diciendo no se cumplía, no se daban los medios, no había información. La verdad, una situación realmente de angustia, de no saber realmente lo que está pasando y menos por qué cuando los juzgados no funcionaban, cuando muchísimos servicios realmente esenciales no funcionaban, se nos obligaba a las trabajadoras y trabajadores de Correos a ir a desempeñar nuestras funciones en unas condiciones de desconocimiento total sobre a lo que nos exponíamos. Creo que el esfuerzo del colectivo de Correos ha sido inmenso. Ha dado lo mejor de sí, sobre todo los compañeros y compañeras que están a pie de calle, que han tenido que sufrir todos los imponderables que lleva consigo hacer ese trabajo en las condiciones que ya son conocidas de Correos, que suelen traducirse en precariedad y en falta de recursos. Creo que la sensación no solo mía, sino de muchos trabajadores de Correos ha sido realmente no entender, no entender que estaba pasando y sentir que no se nos informaba, que no se nos daban todos los elementos necesarios para poder tener un juicio preciso de la situación. También como delegado sindical, creo que ha sido imprescindible que, concretamente UGT, haya mantenido una línea totalmente seria, totalmente rigurosa y sobre todo de no complacencia hacia lo que estaba sucediendo y poniendo siempre las cosas sobre la mesa pagando el precio que fuera necesario.

3.- Eres presidente del Observatorio contra la Homofobia. ¿Puedes explicarnos el trabajo que desarrolla este observatorio y tu valoración de la situación actual del colectivo LGTBI?

El Observatorio contra la Homofobia de Cataluña es una herramienta al servicio del colectivo LGTBI. Su función principal es dar atención a las víctimas de violencias por LGTBIfobias, es decir, por transfobia, bifobia, homofobia, lesbofobia. También dar apoyo psicosocial a las personas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad. Y también generar impacto político para hacer posible el fortalecimiento de nuestros derechos y libertades. Concretamente este 17 de mayo es el Día Internacional contra la LGTBIfobia. Se celebran treinta años del día en que la OMS (Organización Mundial de la Salud) eliminó la homosexualidad del listado de enfermedades. Han sido treinta años de luchas constantes, de haber vivido antes de la que estamos sufriendo ahora otra pandemia, la del Sida, con un estigma que pesó sobre nosotros, con una incomprensión muy grande, en la cual tuvimos que luchar, adaptarnos y continuar hasta el día de hoy. Digo esto porque realmente las personas LGTBI, para poder hacer valer nuestra dignidad, hemos tenido que pasar por muchos obstáculos. El Observatorio contra la Homofobia quiere ser esta herramienta que cualquier persona LGTBI pueda necesitar y pueda utilizar para que, como decía anteriormente, los derechos y libertades del colectivo LGTBI no sean construidos sobre aire, sino que sean unos verdaderos cimientos sobre los que puedan reposar, lo repito, nuestros derechos y libertades.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *