Entrevista a Antonio Montaño, dirigente sindical de CCOO

(Publicado en numero 307 de la edición impresa – Pepe Gallego)

“Que oigan las reivindicaciones de los trabajadores”

Habla Antonio Montaño, dirigente sindical del hospital de El Tomillar y miembro de la CE del Sindicato de Sanidad de CCOO de Sevilla.

Información Obrera.– ¿Crees que el Partido Socialista debería permitir un nuevo gobierno de Rajoy?

Antonio Montaño.– Por supuesto que no, la clase trabajadora, sus militantes y simpatizantes, no se lo perdonaría nunca. Otros cuatro años con un gobierno del PP, sería la continuidad de recortes en los servicios públicos esenciales, la sanidad, la educación, las pensiones, ayuda a la dependencia, etc. Así como recortes de libertades y represión de sindicalistas o acabar con cualquier posibilidad que pudiera haber sobre el derecho a decidir de los pueblos.

IO.- ¿Qué haría falta para que todas las fuerzas de la izquierda se pusieran de acuerdo para evitar ese gobierno?

AM.- Pues hace falta que oigan las reivindicaciones de los trabajadores y de la juventud, dejen de tirarse los trastos y de generar división, que vean cuál es el enemigo de clase real y pongan manos a la obra para organizar la oposición a esas políticas de recortes, tanto en las Cortes, como en la movilización en la calle.

IO.- ¿Sería posible un gobierno del PSOE, de Unidos Podemos y de otras fuerzas?

AM.- Pienso que sí, siempre y cuando no se dejen presionar por los aparatos de sus propios partidos y por los poderes económicos y financieros. Tienen la obligación y la responsabilidad de hacerlo para dar respuesta a las aspiraciones de la clase obrera y de los jóvenes, para ello los hemos elegido.

IO.- Como sindicalista de CCOO, ¿qué medidas crees que debería tomar un gobierno como ese en primer lugar?

AM.- Las más urgentes deberían ser en mi opinión: derogación de las contrarreformas laborales, del artículo 315.3 del Código Penal, de la ley mordaza, de la LOMCE y decreto 3 + 2 y la ley de reformas de la Administración Local; anulación de todos los recortes en sanidad, educación, pensiones, dependencia y otros servicios públicos; prohibición de desahucios y despidos: recuperación del poder adquisitivo de salarios y pensiones; un plan de empleo masivo y un subsidio para parados sin ingresos; y por último dar una respuesta satisfactoria a la fraternidad entre los pueblos y derecho a decidir de éstos.

Si fueran capaces de tomar estas medidas, tendrían el total apoyo de la clase obrera y de los jóvenes para defenderlas.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *