El pacto verde europeo

19 febrero, 2020 en Tribuna libre
 

El pacto verde europeo

Como la UE pinta de verde la explotación

Coincidiendo con la Cumbre del Clima de Madrid, (COP25) la nueva presidenta de la Comisión Europea (CE), Úrsula von der Leyen ha presentado el llamado Pacto verde. Algunos lo comparan con los planes de Roosevelt en los años 30. Un nuevo impulso a la economía. Y además verde. Aunque aun es un borrador  ya ha sido aplaudido por los empresarios mas grandes de Europa. El parlamento europeo lo aprobó en enero de 2020 e incluso pidió ir mas lejos en la reducción de emisiones.

El objetivo con el que nos quieren engatusar es el de conseguir que Europa sea el  “primer continente climáticamente neutro en 2050”, es decir, no generar más emisiones de CO2 de las que se puedan absorber. Incluso,  señaló Von der Leyen, “aportar más de lo consumido”.

No podemos apreciar mas que bellas palabras en el discurso de la CE. “El Pacto Verde Europeo es nuestra nueva estrategia de crecimiento, un crecimiento que aporta más de lo que consume. Muestra cómo transformar nuestro modo de vivir y trabajar, de producir y consumir, para que vivamos de forma más sana y nuestras empresas sean innovadoras”, aseguró Von der Leyen, que aspira a actuar “con premura” para convertir la economía europea en un “líder mundial” que proteja al planeta y a la vida que sustenta”. 

El Pacto Verde plantea incrementar los objetivos de reducción de emisiones contaminantes de la Unión Europea (UE) en 2030, pasando del 40% fijado actualmente hasta “al menos” un 50% y “hacia” el 55%. Ese esfuerzo medioambiental será revisado y reformulado “si es necesario” en junio de 2021.

El borrador recoge medidas “para impulsar el uso eficiente de los recursos mediante el paso a una economía limpia y circular y detener el cambio climático, revertir la pérdida de biodiversidad y reducir la contaminación”. La lista de acciones está encabezada por una “Ley Climática Europea” prevista para marzo de 2020 que “convertirá este compromiso en obligación jurídica y en un incentivo para la inversión”. Para esta fecha también contempla un “Pacto Europeo por el Clima” para dar voz y comprometer a los ciudadanos en el diseño de nuevas acciones.

Para conseguirlo  habrá que apretarse el cinturón. Claro todo tiene un precio….

Efectivamente: Bruselas cuenta con que el nuevo modelo económico sostenible genere también nuevos empleos, negocios y prosperidad. El esfuerzo financiero que requiere esa conversión, solo para alcanzar el actual objetivo de reducción del 40% de las emisiones de CO2 en 2030, supone 260.000 millones de euros adicionales al año, es decir, el 1,5 % del PIB de la UE en 2018, según los cálculos de la propia Comisión. Y señalan que para no “mermar” la competitividad de la economía europea, la CE habilitará un Plan Europeo de Inversiones Sostenibles y un Mecanismo de Transición Justa, concebido este último para ayudar a las regiones carboneras. Según el plan presentado por Von der Leyen, el Mecanismo de Transición tiene por objetivo movilizar en total 100.000 millones de euros (ver) para lo que contaría, por un lado, con un Fondo de Transición que se nutriría de los fondos de cohesión y regionales del presupuesto comunitario. Por otro lado, tendría también apoyo del programa InvestEU, el plan de inversiones sucesor del Plan Juncker que también sale del presupuesto de la UE, y de los recursos del Banco Europeo de Inversiones. Además, el plan contempla modificar las reglas de ayudas de Estado para impulsar las inversiones verdes.

La Comisión, que espera que el sector privado contribuya también a financiar la transición ecológica y que los países de la UE ajusten ecológicamente sus cuentas, quiere en general que el presupuesto comunitario para 2021-2027 destine un 25% de sus fondos a la “acción climática”, así como transformar el Banco Europeo de Inversiones (BEI) en un “banco para el clima”.  Suena bien ¿verdad?

El capitalismo verde. Nos dan la enfermedad y el remedio

Para hacer mas digeribles sus intenciones, los dirigentes de la CE nos anuncian varias  estrategias y planes: una Estrategia sobre Biodiversidad para 2030, la nueva Estrategia Industrial, el Plan de Acción de la Economía Circular, propuestas para una Europa sin contaminación y la Estrategia De la granja a la mesa de alimentación sostenible. Ésta última busca reducir el uso de pesticidas químicos, fertilizantes y antibióticos y favorecer una dieta más saludable. Todo ello antes de 2021, según la hoja de ruta de la CE. ¿A quien no le parece bien  esto?

Desde Greenpeace, su responsable de la campaña contra el cambio climático, Tatiana Nuño, celebra que el Pacto Verde Europeo incluya promesas “más relevantes que las de los últimos cinco años” -pasando de un 40 a un 50-55% de reducción de las emisiones de CO2 para 2030- pero considera que debería ser “más ambicioso” e ir hacia el 65%, en línea con las recomendaciones científicas. Le parece poco. “Es un paquete interesante pero que no se puede quedar en palabras, necesitamos cambios de base en la economía, la producción, el consumo y las formas de vida”, ha añadido Nuño.

También se suman a esta defensa del medio ambiente los de la ONG de la nobleza WWF, (Fondo Mundial para la Naturaleza), que tiene entre sus miembros y fundadores a ecologistas tan destacados como el duque de Edimburgo y a nuestro caza elefantes Juan Carlos I.

Estos señoritos de la naturaleza, para poder cazar, acaban de criticar la conferencia COP25 por no haber ido mas lejos en los compromisos de emisiones. Y culpan de ello a China, los EEUU, India, etc.…a la UE no. Aplauden la acciones de la ministra española del ramo y ven muy bien el Pacto verde.

Y un ejemplo mas de quienes buscan decorar el sistema capitalista y venderlo como ecologismo son los Verdes en Austria que acaban de formar un gobierno de coalición con los conservadores (ver) sobre la base de reducir emisiones y a cambio aceptar la política anti inmigración de los conservadores. Este acuerdo de los Verdes y la derecha reaccionaria en Austria fija como principales novedades:

En  inmigración.  el acuerdo contempla seguir con la política que llevaba el gobierno anterior que, hay que recordar, estaba formado por el PP austríaco y un partido de extrema derecha, con sus centros de deportación, su política de detenciones preventivas, etc. Es el respeto a la totalidad del programa de gobierno anterior. En cuanto a la ayuda a la dependencia el acuerdo se orienta hacia el cuidado ejercido por familiares y, sobre todo, mujeres…. Creación de un “superministerio” de Medio ambiente, Economía e Infraestructuras, eso sí, sujeto a la norma del déficit cero. Se trata de fusionar la “ecología y la economía”, algo en lo que están de acuerdo verdes y conservadores, pero dentro del marco de las reglas europeas. Reducir los costes laborales no salariales. Por ejemplo, se mantiene la jornada de ¡12 horas diarias! en un cómputo semanal de 60. ¿Emergencia climática o social? ¿ a quien quieren engañar?

Pero ¿Qué quieren decir realmente?

Las declaraciones de intenciones son: No contaminar, reducir emisiones, economía circular y transición energética. Las palabras son engullidas por las multinacionales y adaptadas a sus necesidades de negocio. Veamos algunas pequeñas sombras en este pacto.

1º ¿En qué se va a gastar ese dinero?

Dicen que irá destinado a ayudar a las zonas mas afectadas por el cambio de modelo productivo. Lo que realmente quieren decir es que van a ayudar a las multinacionales a cambiar de negocio. Las ayudas a zonas productivas por el cierre de minas y empresas relacionadas son un timo. CCOO calcula en 310.000 los puestos que se perderán. Es decir, es un cambio de modelo que profundiza en las relaciones de descomposición impuestas por la no convertibilidad del dólar en oro en 1971. (Según los acuerdos de Bretton Woods en 1944 la onza de oro se pagaba a 35 dólares. En 1971 Nixon de forma unilateral declara la inconvertibilidad del dólar y sumerge al sistema financiero mundial en una crisis e inestabilidad continuos facilitando los mercados especulativos de capitales)

 Sobre estos cambios tienen mucho que contar los asturianos. La desindustrialización, en nombre del aire limpio, ha convertido a Asturias en un erial industrial. En Asturias hay el doble de jubilados que la media nacional. Todo con planes alternativos que nunca se llevaron a efecto. Pero sus despidos sí. Las mismas palabras de los mismos mentirosos vuelven a escucharse ahora. Porque no es verdad que lo que se va de la industria del carbón pueda volver con otras energías alternativas en la misma zona. Y por supuesto, los puestos de trabajo que proporcionan los parque eólicos y solares es infinitamente menor que los de las empresas que cierran. El mantenimiento y la construcción de las instalaciones.

2º ¿De dónde saldrá el dinero?

La señora Von der Leyen habla de 260.000 millones de euros al año, que saldrán de los estados y la iniciativa privada. Pero a nadie se le escapa que la UE tiene unas rígidas limitaciones presupuestarias. Por lo tanto, solo se podrá detraer este dinero si se saca de otras partidas. ¿De donde saldrá? Podemos imaginarnos que tendremos que sufrir recortes necesarios para evitar la muerte del planeta. Aquí se empieza a ver lo que realmente está detrás de esta emergencia climática. Lo explican muy bien los eurodiputados de IU (ver)

3º  ¿Emergencia social o climática? Hablar de dentro de 30 años para evitar hablar de lo que sucede ahora.

Una de las maniobras para hacer tragar sus planes es convencernos de que es inevitable acometerlos. O éstos o el caos. El que lo cuestione es un negacionista. Como los de Vox. A ver quién se atreve a oponerse.

Los cínicos llamamientos de las instituciones imperialistas a salvar el planeta ocultan que ya hay una grave situación para la mayor parte de la población mundial. Quieren engañar a la gente con la situación climática para imponer los recortes. Cuando hay millones de personas pasando hambre recomiendan no comer carne, cuando hay millones de desplazados (ver) hablan de que dentro de 30 años puede haber 30 millones de desplazados por la subida del mar. Llaman a  cerrar empresas para evitar las emisiones de carbono cuando lo que hacen es des localizarlas. Lo que proponen y para eso utilizan lo que llaman transición energética es privatizar el sector eléctrico. Ponerlo al servicio de las multinacionales.

Resulta sorprendente la preocupación que estos dirigentes internacionales, representantes o altos cargos de las multinacionales muestran por el estado del planeta dentro de 30 años y lo poco que les importa el mundo de hoy.

Pero, ¿qué situación vivimos hoy que estos mandamases ocultan?.

Además de los desplazados por guerras, éstas han destruido, también a nivel medioambiental, zonas enteras del planeta como Irak, Siria, Yemen, Libia, Sudán.  Decenas de miles de personas del continente americano tratan de huir de sus países para llegar a los EEUU mientras la administración Trump los trata como animales. Solo en España más de 30.000 personas mueren cada año esperando a ser evaluadas en su nivel de dependencia. En países como la India y China las multinacionales tratan a los trabajadores como esclavos. Allí también la situación medioambiental es un drama  igual que la situación social. Globalmente, miles de migrantes mueren cada año intentando llegar a las costas. De estos, han sido identificados mil entre los que han muerto en el Mediterráneo este año. ¿De qué emergencia hablan?  

4 ¿Reducir las emisiones o deslocalizar?

La evolución de las emisiones de carbono en los países mas emisores en los últimos años se muestra en la siguiente tabla, en megatoneladas. (ver)  

 

Países

Año 1980

Año 1994

Año 2017

EEUU

4700

5300

5200

UE

7600

6400

5600

China

1400

3000

9800

India

300

700

2800

Japón

940

1205

1225

 

Lo que podemos ver es que Europa ha reducido sus emisiones notablemente. EEUU y Japón han subido un poco y China y la India han aumentado exponencialmente. Realmente lo que ha pasado es que las grandes multinacionales han mandado sus producciones a China y a la India.  No por sus preocupaciones ecológicas, sino por la mano de obra barata.

¡Que fácil se le pone a estos empresarios cuando se exige a los gobiernos que vayan aun mas lejos!. Así la cínica Von der Leyen señala que tiene que tomar estas medidas porque se lo exigen los ciudadanos. Así, se aprovecha de las movilizaciones contra el cambio climático para justificar sus políticas de destrucción social y medioambiental.

Otra cosa que obvian es que las predicciones alarmistas que se han hecho históricamente para salvar el régimen de la propiedad privada no se han cumplido ni de lejos. Recordemos al Club de Roma y su informe (ver) sobre “los límites del crecimiento”. El problema es que hacer modelos a 30 años, de una manera lineal, obvia la capacidad de la humanidad para crear, innovar  e interactuar con la naturaleza.

4º Mirar al futuro para no mirar al presente

Los problemas sociales quedan muy lejos de las preocupaciones de los pequeños burgueses americanos o europeos que bien alimentados se manifiestan para exigir a los gobiernos que lleguen aun mas lejos.

Por no hablar de la continua desreglamentación y ataque a todos los derechos que sufren los trabajadores de todo el mundo mientras el número de multimillonarios aumenta.

Las guerras continúan en multitud de países. Mientras, las cínicas instituciones que apremian a los recortes en emisiones (ONU; UE) exigen al tiempo el aumento de los gastos militares. No escucharemos ni una palabra de esto a los que se reunieron en Madrid en la Cumbre del Clima. Nada de esto en el Pacto Verde. A pesar de que es el primer causante de los daños medioambientales. La misma ONU proclamó el día 6 de noviembre como día de prevención de conflictos. Pero es la ONU quien los promueve y acepta. Recordemos el caso de Irak donde la OTAN y demás potencias acaban de solidarizarse con el asesinato de un militar iraní en Irak por el ejército USA, lo que sin duda provocará una escalada militar en todo el mundo. (ver) Estos son los que hablan de New Green Deal y de transición energética justa.

Y las guerras producen daños irreparables. Hay mas de 30 conflictos armados hoy en día. Y se utilizan armas químicas, a pesar de estar prohibidas, se bombardean depósitos de agua, se anegan terrenos. Hay mas de 60 millones de minas antipersonas sembradas por todo el mundo. ¿Quien no recuerda el napalm y el agente naranja, en Vietnam?.  Como consecuencia de los efectos de este agente naranja, producido por Monsanto y Dow Chemical, se calcula que actualmente hay un millón de damnificados en Vietnam.(ver)

Estos cínicos exigen que se privaticen las comunicaciones y los transportes. Si tan grave es la situación ¿no deberían dejar de robar y de guerrear?.

¿No seria necesario hacer un gran plan de inversiones públicas para evitar las consecuencias del cambio climático?

Un ejemplo tenemos con las grandes catástrofes. Este año ha habido en nuestro país diversas inundaciones catastróficas. Pero no son las primeras. En 1962 hubo unas inundaciones en la comarca del Valles en Barcelona, donde murieron entres 600 y 1000 personas. Todo fue debido a unas lluvias intensas y en poco tiempo, pero sobre todo al desarrollo urbanístico que había permitido construir en cualquier parte taponando rieras y cauces secos. Las condiciones medioambientales si. Pero sobre todo, el modelo productivo capitalista es el causante de estas catástrofes.

¿No sería necesario que Australia invirtiese el dinero en  hidroaviones para los cuantiosos incendios en vez de aviones militares para mandar a todas las operaciones que le exige el imperio?

Y la izquierda y los sindicatos detrás de estas instituciones.

No es muy esperanzador ver como detrás de estos eventos y de estas políticas andan organizaciones ecologistas y de izquierda, dando su apoyo fundamental a estas instituciones y sin cuestionar ni el sistema de la propiedad privada de los medios de producción ni la política imperialista. Vemos a supuestos ecologistas hablando de teorías del decrecimiento del tipo de las reaccionarias tesis maltusianas. Los sindicatos reclaman una transición  energética “justa”.

Pero hasta ahora todo lo que se ha señalado como transición justa se ha convertido en despidos y cierres y la única alternativa es apaciguar la respuesta con prejubilaciones y ayudas. ¿pero que pasa con el empelo en zonas como Asturias, león o Teruel? Y lo que es también importante ¿de donde van a sacar la energía.

CCOO de Asturias ha elaborado un informe titulado  “La Biomasa Forestal y su potencial de desarrollo en Asturias” (ver). Pero volvemos a chocar con un sistema que lo que hace es poner la defensa del medio ambiente en manos de las multinacional. Y además subvencionándolas. CCOO de Asturias demuestra que podría ser una alternativa de empleo y a la producción de energía. Pero Endesa señala que no es rentable y que solo se arriesga si es con ayudas estatales (mas ayudas)

¿no seria normal que el dinero público fuese para empresas publicas? La única manera de acabar con los desiertos, lo que llaman pomposamente la España vaciada, industriales es con la intervención pública.

¿es mas importante los beneficios de una multinacional o los empleos y la vida de nuestras ciudades?

Rápidamente el imperialismo ha asumido el término de transición justa. ¿Qué es justa? Justa es negarse a que se cierren empresas sin planes alternativos antes. No se trata de pagar mas o menos buenos despidos. Eso está bien. Solo faltaba que dejasen a la gente en la calle sin mas. Pero hay que crear otros empleos. De lo contrario, lo que crearemos serán desiertos industriales. Eso si, con aire limpio.

Y eso solo se puede hacer acabando con la política del imperialismo. No es compatible la política de la UE con la política necesaria para crear empleos alternativos o para hacer inversiones necesarias para evitar la contaminación, limpiar montes, cuidar los ríos y mares.

Si no se cuestiona el sistema económico no queda mas que orientarse a la actuación individual de la gente. Toda la culpa es de los que consumimos mucha energía y nos llaman a vivir como anacoretas para salvar el planeta. Para salvar a sus habitantes parece que hay menos preocupación.

Con la iglesia hemos topado. Los pecadores somos los culpables

Ahora que está muy al día el tema de los cambios de temperaturas hay que recordar que a finales del siglo XVI se desplomaron las temperaturas, lo que los científicos llaman una pequeña edad de hielo que algunos achacan al Mínimo de Maunder, periodo de baja actividad solar (1645 a 1715) (ver)

No es el objetivo de este articulo tratar este tema que es muy interesante, pero si tratar la respuesta que se dio. Estas bajas temperaturas se debieron según algunos a la baja actividad del Sol en esos años, el mínimo de Maunder,  y otros a los volcanes que de una manera extraordinaria entraron en actividad. De hecho, la llamada pequeña edad de hielo es mas larga que el mínimo de Maunder. Sea cual sea la causa, la aristocracia encontró una forma de evitar las movilizaciones de la gente contra las malas cosechas. Barrientos señala (mirar enlace de La Vanguardia) que “..En fases de malas cosechas continuadas y en que, pese a ello, la presión fiscal se mantenía, el riesgo de revuelta era muy alto. La manera de prevenirla fue una operación en que las clases dominantes intentaron, a través de la religión, eludir la responsabilidad y hacerla recaer en los fieles, culpabilizandolos por la falta de lluvia. Se trataba de mantener intacta la estructura social”. La causa  estaba en los pecados de la gente. Ahora volvemos a ver algo parecido. La culpa no es del sistema de la propiedad privada de los medios de producción. No es del capitalismo. Ni de las guerras ni de la política económica depredadora. La culpa es de la gente que consume mucho, no recicla, no pone paneles solares y no evita el plástico y viajar en aviones. Nuevamente somos los pecadores los culpables.

El sistema capitalista lleva a la humanidad al desastre. Social y medioambiental. Las opciones son, o bien acompañar esta destrucción, caminando tras los responsables, o bien acabar con esta política, con  estas instituciones y poner todo tipo de  recursos al servicio del planeta y de sus habitantes. Nacionalizar ferrocarriles y energía, acabar con las guerras y el negocio de las armas. Nacionalizar la banca para poner los recursos a favor de la investigación y de la energía renovable y no contaminante. Recursos para ayudar a los cambios necesarios.

los que plantean que en este marco es posible un comercio de proximidad o cambios en las pautas comerciales o son unos ilusos o unos mentirosos.

Vivimos en un marco económico internacional en que el mercantilismo ha dado paso a la especulación mas feroz. Nadie va a convencer a los grandes trust de que en base a la defensa del medioambiente dejen de ganar dinero y de hacer negocios. Nadie les va a imponer que no traigan sus productos desde cualquier parte del mundo. Nadie les va a convencer de no hagan guerras y no impulsen el comercio de armas. Nadie de que dejen de deslocalizar.

La socialización de los medios de producción es la única solución al caos económico y a los riesgos medioambientales.

La movilización de los trabajadores y los pueblos, en marcha en multitud de países, la única esperanza para el planeta y sus habitantes.

                                                                                                                      Jesus Bejar

 


2 opiniones en “El pacto verde europeo”

  1. Lupe dice:

    Jesús, un artículo muy bien expresado, desmenuzando las premisas y consecuencias desde todos los ångulos. Triste panorama. El capitalismo nos devora

  2. Gloria dice:

    Gracias Jesús, no por obvio deja de ser necesario que se escriba y se insista sobre lo que es el meollo de la cuestión. La maquinaria capitalista lo arrolla todo a su paso …un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *