El independentismo y Bruselas

16 febrero, 2017 en Actualidad política

Por: A. Zarra

No han sido muy locuaces los representantes del gobierno catalán que hablaron en un acto en la sede bruselense del Parlamento Europeo. Se sabía de antemano que ningún representante de la Comisión Europea ni de las demás instituciones europeas se reuniría con ellos. Que el acto que organizaron en una sala de 350 personas no tenía ninguna vinculación con el Parlamento Europeo. Que los representantes de la Generalidad presentarían la propuesta de referéndum pactado. Nada relevante parece haberse añadido a esto. Ni interpretaciones oficiales. El diputado Tardà decía pocos días después en un acto público en Madrid que los gobiernos europeos no desean que se les sume un nuevo estado independizado.

Pero tal vez el gobierno PDE-Cat/ERC dio la clave de todo cuando la vicepresidenta Munté exigió solemnemente que la CUT dejase sus reivindicaciones fiscales para después de la independencia. Tras lo cual la CUT votó los Presupuestos sin sus exigencias fiscales.

Para que la UE vea con mejores ojos la exigencia de independencia, los tres grupos independentistas quieren demostrar que serán los mejores cumplidores de las exigencias de austeridad, recortes y reducción del déficit. Y sin embargo, los sátrapas de Bruselas (es decir, los ojos, oídos y brazo ejecutor del capital financiero) no quieren ni saludarles.

¿No están metiendo al pueblo catalán en un callejón sin salida?

La CUP se ha plegado, pero millones de trabajadores maldecirán con razón a este gobierno por mantener los recortes. Buscando la alianza de Bruselas, ese govern divide al pueblo catalán, enfrenta las exigencias nacionales a las exigencias sociales de la mayoría. Es decir hace cuanto puede por impedir la alianza con las únicas fuerza que puede imponer el derecho a decidir, los trabajadores, el pueblo catalán, los demás pueblos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *