Crónica del mitin Internacional celebrado en Madrid el 26 de enero

A pesar de todos los obstáculos se celebro
MITIN INTERNACIONAL EN MADRID
Por la libertad de los presos republicanos catalanes
Por la derogación del artículo 315.3 del Código Penal
Por la derogación de la Ley Mordaza

CRÓNICA DEL ACTO

Presentador y distintos componentes de la mesa del acto

¡¡¡ Lo hemos hecho, a pesar de todos los obstáculos¡¡¡


En el día de hoy, 26 enero. Se ha celebrado en Madrid un masivo mitin internacional, por la libertad de los presos republicanos catalanes, por la derogación de la Ley Mordaza y del artículo 315.3 del Código Penal.
El acto, convocado por el Comité por la Alianza de Trabajadores y Pueblos (CATP) con el apoyo de más de doscientos firmantes de distintas  organizaciones  políticas y sindicales,  ha  tenido  lugar  en la Librería Blanquerna, cuya sala principal se ha quedado pequeña,
obligando a abrir una sala auxiliar que tampoco ha  permitido  acoger a todos los asistentes,  por  lo  que se han instalado monitores en la planta de calle. En total han estado presentes más de 200 personas.

Previamente al comienzo del acto, Juan Miguel Fernández, sindicalista de  UGT,  explicó  que el Ateneo había cancelado la auto­rización y agradeció  públicamente a la librería la cesión del espacio, así como a otras organizaciones y colectivos que también se ofrecieron a acogerlo. A continuación ha habido una primera ronda de intervenciones desde la mesa, por parte de los diputados Joan Tardá (ERC) y Diego Cañamero (Unidos Podemos); de los sindicalistas Jo­sé Miguel Villa (UGT) y Pablo García­ Cano (CCOO), a título personal; de representantes de dis­tintas asociaciones y colectivos como Ferran Civit (Associació Catalana de Drets Civils), Elena Martínez (Coordinadora 25­S) y Ángel Pasero (Unidad Cívica por la República).
También han tomado la  pala­bra Ángel Tubau del periódico Información Obrera y Xabier Arri­zabalo, profesor de la Universidad Complutense y miembro del CATP, en cuya condición ha conducido el acto. Y tres intervenciones especial­mente aplaudidas, de Carmelinda Pereira (diputada portuguesa en la Asamblea Constituyente emanada de la Revolución de Abril); Philippe Navarro (sindicalista francés de Force Ouvrière que encabezó la delegación a la embajada de España en París, miembro de la comisión internacional que visitó a los presos en Estremera) y Gotthard Krupp (sindicalista alemán de Ver.di que lideró las exigencias del movimiento obrero a las autoridades alemanas para que liberasen a Puigdemont).
Los tres han expresado la solidaridad del movimiento obrero de sus países con los represaliados en el Estado español, explicando asimismo las luchas en curso en cada  uno  de sus países frente a los ataques a las condiciones de vida y trabajo que padecen, destacando la común res­ponsabilidad al respecto de la UE.

El Comité por la Alianza de Trabajadores y Pueblos y la propia Información Obrera informarán detalladamente del  conjunto  de  las intervenciones, pero queremos destacar ya la repetida denuncia del carácter constitutivamente antide­mocrático del régimen monárquico, heredero directo de la dictadura franquista,  ante  cuyos  ataques sólo cabe la lucha conjunta de trabajadores  y  pueblos,  porque  los derechos son indivisibles: no puede haber derechos sociales sin derechos nacionales, ni derechos nacionales sin derechos sociales.
Régimen antidemocrático por origen y por ejercicio, como se verifica en su respuesta puramente represiva hacia los trabajadores, como con los más de 300 sindicalistas procesados por ejercer sus labores como tales, en aplicación del artículo 315.3 (en la sala se encontraban los represaliados Rubén Ranz, de  “Los  dos de la Lealtad”, y José Alcázar, de “Los ocho de Airbus”); hacia los pueblos, con la utilización de su poder judicial para el procesamiento y encarcelamiento de los nueve dirigentes republicanos catalanes (o los jornaleros andaluces o los jóvenes de Alsasua, etc.), que también ha llevado al exilio a otros; hacia toda la ciudadanía con la Ley Mordaza que persigue y castiga el ejercicio de los derechos democráticos más elementales, como el de manifes­tación. Una respuesta represiva que choca incluso con las formalidades democráticas más elementales, co­mo han señalado más de 400 juristas y unos cuantos tribunales europeos. En distintas intervenciones se ha expresado también la solidaridad con el pueblo trabajador venezolano ante el intento de golpe de Estado promovido por el imperialismo esta­dounidense y sus corifeos. También con la huelga de los  trabajadores del taxi en defensa de sus puestos de trabajo, así como con otros colectivos en lucha.

Seguidamente se han leído al­gunas de las incontables adhesio­nes recibidas: de Luis Ocampo, Izquierda Castellana;  de  Carlos de Pablo (Secretario de UGT del Baix Llobregat) y de la exiliada catalana y ex diputada autonómica de las CUP, Anna Gabriel. Y se han consignado otras como las del Grupo de Mujeres por la República (Barakaldo), la Comisión de uget­istas por la libertad de  Dolors Bassa y el resto de compañeros y compañeras en prisión, así como las secciones del CATP de Barcelona ciudad y del Baix Llobregat.

A continuación han tenido otra serie de intervenciones, de representantes de distintas asociaciones y sindicatos. Entre las primeras, Mireille Tumba (Madrileños por el Derecho a decidir), Máximo Santos (Republicanos de Málaga), Elisenda Paluzie (Presidenta de la Assemblea Nacional Catalana), Manuel Ruiz (Anemoi, Colectivo de Militares Demócratas e integrante de la histórica Unión de Militares Demócratas, UMD), Fernando Viedma (Izquierda Socialista del PSN) y Roberto Tornamira (Tribuna Socialista, PSOE). Entre los sindica­listas, Andrés Bódalo (SAT), Rafa Aguilera (UGT Catalunya) y Luis González (CCOO Andalucía), a títu­lo personal. En ellas se ha incidido  en los elementos ya mencionados, alcanzando también  momentos muy emocionantes ligados a las relaciones fraternales y solidarias entre trabajadores y pueblos.

Algunos de los participantes

Una intervención

El acto ha concluido celebrándose la constatación de que efectivamente se había logrado llevarlo a cabo, llevar a cabo la celebración de un mitin internacionalista en Madrid, para lo que ha sido necesario superar todos los obstáculos desplegados por  el  aparato  de  Estado  y  sus largos y siniestros tentáculos. Un mitin  internacionalista  realizado en la mejor tradición fraternal de trabajadores y pueblos, más allá de las legítimas diferencias que puedan tenerse, sobre el entendimiento compartido de que sólo con la unión se puede abrir una salida verdaderamente digna de este nombre. El combate por los derechos democráticos, sociales y nacionales, que forman un paquete indivisible, no ha comenzado hoy y tampoco finaliza hoy, sino que este acto es, debe ser, un trampolín que relance la necesaria movilización unitaria. Para aportar en esta orientación se ha cerrado con la lectura y aprobación del llamamiento adjunto, por acla­mación, sin ninguna objeción y con una gran ovación final.

Corresponsal de Informacion Obrera


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *