Docentes e investigadores exigen debatir la liquidación de departamentos

11 noviembre, 2017 en Edición Impresa, Enseñanza

Por: Xabier Arrizabalo

Universidad Complutense:

Resolución de la Junta de Personal Docente e Investigador de la Universidad Complutense de Madrid (Junta de PDI), contra la liquidación de departamentos impulsada por el Rectorado. Publicamos esta resolución porque revela con claridad el carácter antidemocrático del procedimiento seguido, lo que obedece a su contenido profundamente regresivo, que sólo es acorde a las exigencias del gobierno regional del PP y no a la enseñanza pública de calidad, gratuita y laica que necesitamos. Nadie puede resignarse, la mayoría que rechaza este ataque debe movilizarse para lograr su retirada:

En relación con el Plan de Reorganización de Departamentos, la Junta de PDI, que ya ha manifestado su oposición a través de diferentes comunicados aprobados de forma unánime, ha acordado enviar un escrito a toda la plantilla con la voluntad de expresar su seria preocupación ante un proceso en el que se han desvirtuado los cauces de negociación y frente al cual se ha posicionado una gran mayoría de profesores y personal de administración y servicios. La Junta de PDI considera que el desarrollo de este proceso muestra cómo el Rectorado ha obviado sus criterios iniciales. El recorrido del proceso desde sus inicios evidencia que ha actuado  sin una motivación claramente expresada, que no se ha respetado la voluntad de los Departamentos, hecho que constituye una conculcación de derechos al no haberse tenido en cuenta la opinión de los colectivos a través de sus cauces legales de representación (no sólo la Junta de PDI y el Comité de Empresa sino que también se ha hecho caso omiso de la opinión de algunas Juntas de Facultad), que en la fase final (aprobación de nuevo mapa de Departamentos del 5 de octubre) el Rectorado ha sido ajeno a la normativa de la UCM y a las dinámicas que se había propuesto, que no ha existido en ningún momento un protocolo de toma de decisiones, que no se ha informado a través de los órganos de representación de las nuevas estructuras que se perfilan para el PAS, en resumen que es una decisión y una acción que se lleva a cabo sin el pertinente debate reflexivo, sin el análisis de la repercusión de futuro y sin la aprobación de toda  la comunidad universitaria. En este sentido, la Junta de PDI considera que la reorganización de departamentos es un tema que debería haberse debatido en el Claustro. Si hasta la fecha no se ha hecho, al no haberlo incluido, como orden del día del próximo Claustro (previsto para el 24 de octubre), se debería convocar un Claustro Extraordinario con este motivo antes de dar el tema por cerrado.

Y una última hora: con este rectorado se llega ya a la astracanada. No es sólo que, actuando por cuenta de los gobiernos del PP, lleve a cabo un ataque frontal al derecho a la educación en el nivel universitario, que sólo puede garantizarse mediante una universidad pública de calidad, laica y gratuita. Sino que en un alarde de desprecio al fundamento académico que debe tener cualquier decisión en la universidad pública, trata de imponer que los nombres de los nuevos macrodepartamentos… ¡no pasen de 40 caracteres! Cuando precisamente su amplitud exige una denominación que recoja los campos de estudio correspondientes. Es una burla. Hay que movilizarse ya para echar atrás todo este desprecio.