Konecta: Los trabajadores exigen información

Miguel González entrevista a Mariano Armando, delegado del Comité de Empresa por CGT de  Konecta S.A.T., en el transcurso de la conferencia de la CATP del 17J a la que ha venido invitado por el diputado al Congreso por ERC, Jordi Salvador Duch.

Información Obrera: ¿Cual es la situación actual de vuestro conflicto?

Mariano Armando: Estamos atrapados en una situación en la que careciendo de información concreta sobre nuestro futuro, intuimos maniobras que van a suponer posiblemente despidos colectivos.

El grupo Konecta esta compuesto por unas 13 razones sociales (BTO, SAT, MEDIACION, CEE, COMERCIALIZACION y BPO, entre otras); a nivel internacional, tiene presencia entre otros países en Chile, México, Gran Bretaña, Portugal… que suponen alrededor de 55.000 puestos de trabajo. Solo en España suponen aproximadamente unos 12.000 puestos de trabajo, distribuidos por toda la geografía; solo en Madrid, la Mercantil Konecta SAT dispone de una plantilla de 640 trabajadores, y unos 100 trabajadores más entre Sevilla, Barcelona y Las Palmas.

Nos tememos que cuando se haga realidad la venta del Grupo Konecta, los nuevos propietarios sigan en la misma dirección generada a partir del 2015, con lo que asistiríamos a verdaderos despidos colectivos pero pautados gota a gota.

I.O. ¿Os teméis una reestructuración por falta de beneficios?

M.A. La causa no es la falta de beneficios sino el querer intensificar su incremento, lo que puede pasar por llevarse la actividad fuera del Estado Español, y para ello se apoyan en dos entramados, el jurídico legal a través de ventas de acciones, de ahí la distribución en 13 razones sociales, la intervención de normativa internacional que les permite ningunear a los representantes de los trabajadores y negarles la información a la que por ejemplo en España están obligados a través del Estatuto de los Trabajadores.

Al negar la información de la actividad y la previsión económica a los delegados o miembros de comité de empresa se amparan en la excusa legal de que solo están obligados a dar a los respectivos comités o delegados de personal la información correspondiente a los centros de trabajo provinciales y no la de toda la empresa; actualmente no existe la posibilidad de un comité intercentros, y no dudamos de que algunos de los delegados sindicales de centros de trabajo de fuera de Madrid corresponden a la voluntad de la propia empresa.

Como representantes de los trabajadores nos vemos obligados a romper ese secretismo para defender nuestros puestos de trabajo, téngase en cuenta el baile actual de accionariado, ahora el 40 % de las acciones pertenecen al Banco Santander (cuyo objetivo permanente es desprenderse de nosotros), otro 40 % al Fondo de Inversión Francés PAI Partners y el 20% restante al Presidente del Grupo, José María Pacheco. De ahí que cualquier decisión en relación con el Banco Santander nos afecta. Tras la entrada de la firma francesa se especuló incluso con la venta de la empresa.

I.O. ¿Y el segundo entramado?

M.A. Sin duda la reforma laboral, que permite aplicar a la empresa modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo (la ultima demanda interpuesta se haya en fase de recurso, porque en primera instancia la perdimos), precarizar el sector y eliminar la capacidad de los representantes de los trabajadores. De ahí la necesidad de romper el cerco de la empresa, de ahí nuestra campaña informando a diputados, tanto del Congreso como también de la Asamblea de Madrid… Tal secretismo nos hace esperar lo peor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *