¿Esperar a la “oposición” parlamentaria?

3 julio, 2017 en Edición Impresa, Editorial

El día 21, los compañeros Ranz y Nogales fueron juzgados por supuestos delitos en aplicación del 315.3 del Código Penal. O sea por hecho de huelga y acción de piquete. El magnánimo fiscal propuso rebajar la pena, evitándoles la cárcel, si los acusados reconocían su falta, o sea si se consideraban culpables. Los compañeros se negaron y el juicio se pospuso al 7 de julio.

Los tribunales heredados del franquismo y el gobierno monárquico que los teledirige no cambian.

Ante el anuncio del gobierno catalán de responder por la brava a la exigencia mayoritaria del pueblo catalán de decidir, el Gobierno solo sabe responder por la fuerza, la amenaza, el posible recurso al 155 de la Constitución, o sea la posibilidad de disolver las instituciones catalanas. Justamente la responsable de la Ejecutiva Federal del PSOE, Nuria Parlón, alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet, declaró que los socialistas no podían permitir un ataque de este tipo. en contraste con otras declaraciones de la misma Ejecutiva.

Los días 16, 17 y 18 se celebró el 39 Congreso del PSOE. La vieja guardia de los Felipe, Zapatero, Rubalcaba, Guerra, fue apartada (el 30 por ciento de los delegados se abstuvieron ante las propuestas de Sánchez).

Para una mayoría de militantes socialistas el Congreso habrá podido significar una bocanada de aire fresco. Sin duda esperan que su partido haga una verdadera oposición socialista.

En el Congreso decenas de leyes están en vías de reforma o revisión: la reforma laboral, la Lomce, la ley mordaza… Al parecer un tortuoso tramite parlamentario permitiría que algunas de estas leyes se “reformen o anulen” de aquí a fin de año (??). Mientras tanto la vida sigue, los juegos parlamentarios solo sirven para mantener en el gobierno al más odiado, minoritario y corrupto gobierno conocido desde la muerte de Franco.

Este gobierno tiene mecanismos constitucionales para NO APLICAR leyes adoptadas por el parlamento simplemente recurriendo al Tribunal Constitucional.

¿Pueden los trabajadores, los jóvenes, los pueblos la mayoría social esperar y esperar… algunos sugieren hasta 2019?

¿No significa en los hechos COLABORAR con Rajoy el participar en tantas comisiones: pactos de Toledo, pacto por la educación, pacto para mil y una… o sea marear la perdiz para permitir que se lleve a cabo la misma política?

Trabajadores y militantes sindicales provenientes de todo el Estado se reunieron el 17 de junio en Madrid en Conferencia y concluyeron:

“Reunidos en esta Conferencia afirmamos que lo primero y prioritario es dejar toda colaboración, toda connivencia. ¡Ningún pacto o acuerdo con el Gobierno!… Trabajemos para unir fuerzas para echar al PP del Gobierno.”

Es una exigencia elemental dirigida al conjunto del movimiento obrero y democrático.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *