Dieciséis millones

10 Mayo, 2017 en A.I.T., Internacional

(Por su interés, reproducimos la declaración que ha emitido el Partido Obrero Independiente de Francia – POI, tras la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas. El POI apoya el Acuerdo Internacional de los Trabajadores y de los Pueblos, como nuestro periódico)

Declaración del Buró Nacional del POI

8 de mayo de 1917 a las 18h.

El alivio aparente de la patronal y de los grandes de este mundo, los Juncker, Merkel, Renzi, Trump… tras la elección de Macron no puede camuflar el auténtico terremoto que ha sacudido el país: un 25,44% de abstención, el 8,56% de votos blancos y nulos (dieciséis millones). Un gigantesco rechazo. A pesar de la propaganda machacona, del chantaje con “el tirón de la extrema derecha”, a pesar de las amenazas y los insultos contra todos los que se negaban a votar a Macron, a pesar de todas las invectivas ilustradas por la increíble fórmula ‘Abstenerse es votar a Le Pen’, dieciséis millones, absteniéndose, votando blanco o nulo, se han negado a caer en esa trampa.

Es la cólera de los obreros industriales y de todos los sectores productivos (Whirlpool, STX, Vivarte, SFR…), confrontados a planes de deslocalización, de cierre, de venta a trozos y a planes de despido. Es la cólera de la población asalariada, en paro o jubilada, confrontada a la destrucción del hospital público, de la escuela y del conjunto de los servicios públicos. Es la cólera de los campesinos que no alcanzan a vivir de su trabajo. Es la rebelión de toda una juventud confrontada a la destrucción de las titulaciones y a la que Macron y los que le apoyan le dicen hoy: “No hay más futuro que Uber, las empresas emergentes o irse al extranjero”.

Y Macron querría aprovechar enseguida su elección para terminar el trabajo empezado por El Khomri asestando otro golpe mayúsculo contra el Código Laboral mediante decretos ley.

La población, la juventud aspiran a vivir con un verdadero trabajo, un verdadero salario, conservando sus derechos mediante la defensa de la Seguridad Social, del Código Laboral, de los convenios colectivos nacionales y del estatuto de la función pública. Esas aspiraciones chocarán de lleno con la política que el Sr. Macron, apoyado desde el principio por la patronal Medef, intentará imponerles cueste lo que cueste.

Desde hace meses, la clase obrera con sus organizaciones resiste a las contrarreformas del gobierno, manifestando su voluntad de no ceder ni un milímetro. Habrá confrontación, es inevitable. Y exigirá más que nunca proteger la independencia de las organizaciones sindicales de clase.

Informations Ouvrières, tribuna libre de la lucha de clases y semanario del Partido Obrero Independiente, abrió sus columnas a la preparación de la conferencia del 25 de marzo, la cual planteó a los militantes de todas las tendencias la propuesta de constituir un Comité Nacional de Defensa de las Conquistas de 1936 y de 1945.

Fiel a su orientación de libre debate, Informations Ouvrières invita a contribuir a esta discusión a cuantos estiman necesario discutir sobre los medios que permiten ayudar a los trabajadores, a la juventud, a la población, a resistir, a defender sus derechos, a organizarse, a agruparse para abrir una salida acorde con sus intereses.

Por eso os llamamos a participar en las reuniones y asambleas abiertas del POI.

La gravedad de la situación, la dimensión histórica de lo que está en juego, llaman a continuar la discusión.