En defensa del sistema público de Seguridad Social

Más de quinientos sindicalistas hacen un llamamiento de alerta a los trabajador@s, jóvenes, pensionistas, sindicalistas y militantes, en defensa del actual sistema de pensiones, y convocan una conferencia estatal por la unidad en su defensa.

Este llamamiento está siendo difundido por diferentes colectivos, y nos unimos a ellos para facilitar su difusión y el éxito de la conferencia, que nos informan se celebrará el 10 de marzo en Madrid a las 11 de la mañana en el Centro Dotacional de Arganzuela (Calle Palos de la Frontera nº 40).

Podéis seguir el desarrollo de la campaña, actos e iniciativas que se están produciendo, en http://plataformasindicalistas.blogspot.com.es/

Os dejamos el PDF con la relación de firmantes (528 hasta ahora) y un apartado para recabar apoyos.

LLAMAMIENTO DE ALERTA A LOS TRABAJADORES, A LOS PENSIONISTAS, LOS SINDICALISTAS, LOS MILITANTES

El sistema de Seguridad Social está en peligro. La política de saqueos y la manipulación del gobierno ponen en peligro de muerte a nuestro sistema solidario de reparto. El gobierno ha vaciado el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, y ahora pretende traspasar al Estado su patrimonio inmobiliario (los hospitales y centros sanitarios).

En esta situación, un día tras otro, los medios de comunicación siembran con sus noticias dudas y preocupaciones sobre la fortaleza de nuestra Seguridad Social, quieren presentar un panorama apocalíptico de quiebra. Una campaña que oculta que ha sido la política de los gobiernos la que ha generado artificialmente un déficit de la Seguridad Social, que pretenden utilizar ahora para forzar el desmantelamiento de la Seguridad Social y abrir la puerta a los Fondos de Pensiones privados.

Para construir ese supuesto déficit, cierran los ojos a la existencia, durante decenios, de grandes excedentes de cotizaciones sociales, que los diferentes gobiernos han utilizado para financiar políticas ajenas a la Seguridad Social. Si ese dinero -que cálculos sindicales cifran en 519.164 millones- hubiera permanecido en la caja de la Seguridad Social, no se hablaría hoy de déficit, y quedaría patente la fortaleza de nuestro sistema público de reparto organizado bajo el principio de caja única y garantizado por el Estado.

Las distintas reformas laborales, que han supuesto despidos fáciles, reducción de salarios y precariedad generalizada, han rebajado los ingresos por cotizaciones, en tanto que las reformas de Zapatero y Rajoy impiden el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones y, a la larga, conducen a reducir las pensiones a un 50% de su valor actual en términos de poder de compra.

Las nuevas reformas que se anuncian como “salvadoras del sistema” y que se debaten, dentro del marco del Pacto de Toledo, apuntan directamente al desmantelamiento y desnaturalización de nuestro sistema público de pensiones.

Se habla de abrir la puerta a la financiación de la Seguridad Social con impuestos, propuesta que es complementaria de la realizada por CEOE y CEPYME, en el marco de las negociaciones de Acuerdos de Negociación Colectiva, de rebajar las cotizaciones sociales a la Seguridad Social, incluyendo la cotización de las horas extraordinarias. Como siempre, con el argumento de crear empleo, reduciendo el coste del trabajo. Abrir la puerta a la financiación de la Seguridad Social con impuestos supondría iniciar la vía a liquidar la financiación por salario diferido, fundamento de la solidaridad interna de la clase obrera, entre los diferentes territorios y entre trabajadores activos y jubilados.

Afirmamos que hay salidas a esta situación, pero para ello es preciso, en primer, poner fin a la política del gobierno de endeudar indebidamente a la Seguridad Social. Por el contrario, el gobierno debe cumplir su obligación, establecida legalmente, de realizar las aportaciones a la caja de la Seguridad Social que sean necesarias para compensar la reducción de cuotas que sus políticas de reformas laborales (recortes de derechos y rebajas salariales) han causado. Igualmente, es necesario que se dejen de hacer regalos, exenciones y bonificaciones de cuotas, a los empresarios.

Por tanto, los abajo firmantes, sindicalistas y militantes obreros, conscientes de que la defensa del actual sistema de Seguridad Social concierne a todos los trabajadores, activos o jubilados, y a sus organizaciones, consideramos, haciéndonos eco de este sentir unánime, que nuestras organizaciones deben ponerse a la cabeza de la lucha por su defensa, y es, en ese sentido, que combatimos y llamamos a la celebración de una Conferencia Estatal por la unidad de las organizaciones en defensa del Sistema Público de Seguridad Social.


1 opinión en “En defensa del sistema público de Seguridad Social”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *